26 noviembre 2016

Diálogos parecidos

Conversaciones de adultos con bebés
-Pero mira qué cosita, a ver esos ojitos…
-buh, pa, buh
-buh, buh (tocándole la cara) pero que guaaapo.
-pa, buh, anjo
Con adolescentes:
-Cómo no lo hagas te vas a quedar sin salir
-Me da igual
-Te lo dije
-No te soporto, buh, pa,buh…
-Eres un desagradecido
-Y tu más
Conversaciones en el congreso:
-A ver, silencio
-Buh, pa, buh, anjo
-No te soporto
-Te lo dije
-Me da igual
-Y tú más

Réquiem de Liliya

Por fin me he sentado a hablar un rato con la mujer que está pidiendo a la salida del supermercado.
Dice que viene de un país muy al este, dice que tiene un tirón en el brazo, dice que cree que le queda poco tiempo, dice que si voy a ir otro día por allí, dice que tenía ganas de decir.
Un lunes de hace muchos lunes volví para preguntar “qué tal hoy” y me respondió con ojos muy lejanos:
-Hoy ya se ha ido… –suspira bajando la cabeza.
-¿A qué te refieres? –me intereso.
-Se llamaba Liliya.
Después de un largo silencio me entero que fue su hija, que ella era poeta en su país;  y dice que las flores están tristes y dice que tiene frío en sus versos y dice que las miradas se perdieron y dice que el mundo necesita un médico y dice que los ríos de Eslovenia murmuran el réquiem de Mozart y dice que hoy no tiene nada más que decir. 

Complicándose

Ya no somos sencillos. Estamos clasificados, catalogados, archivados y empaquetados con dirección al quinto infierno. Ya no somos sencillos ni quizá personas, solo imitadores de modas. Ya no somos sencillos y estamos programados. Todos somos fantásticos a la hora de denunciar injusticias, santos en potencia, todos arreglamos el mundo y el mundo… somos nosotros aunque pensemos que los malos son los demás. Todavía no hemos entendido que las palabras y las ideas, no son lo hechos ni la realidad. Y seguimos viviendo de palabras, como estas que escribo, que indican la puerta pero nada más. Silencio solo es una palabra y no la realidad, de hecho si pronuncias "silencio" el silencio se va. Ya no somos sencillos porque lo sencillo no se dice, se ama y se vivencia sin más. 

17 noviembre 2016

Conferencia aumentar confianza

Poesía del blog compartida en Andosilla:

Liberarse de la rutina, de la moda y sus modales, la tradición que ata y los comentarios de la vecina. Liberarse de doña exigencia y don perfecto, hacer el amor sin pensamiento, deshacer tanto hacer y tanta pose bien cumplida. Liberarse de uno mismo, tanto mí y tanto ego, qué tal me veis, ¿lo he hecho bien?, ensimismado con tus ensimismiedos. Liberarse de la imitación, las plantillas y comparaciones, liberar esa creación que no entiende de prohibiciones.  Liberarse del aburrimiento, de la mentira que muestras, de las muestras, ¡Muéstrate al completo! Liberarse del almendro florido, atreverse a equivocarse, hacer lo que te da miedo, eres tu jefe, tu líder, tu maestro. Liberarse de la palabra libertad y sentirla con los hechos, soltar y soltar y soltar, toda dependencia que te aleja de tus sueños.
Liberarse de verdad es darse cuenta de lo que te tiene preso.


11 noviembre 2016

De Suzanne a Marianne

Suzanne te lleva abajo
Hacia su lugar cerca del río
Mientras Leonard encuentra su acorde secreto
Y deja que el río conteste.
Y quieres viajar con él;
Y quieres viajar a ciegas
Con su forma de pensar.
Conoció a Marianne cuando eran jóvenes.
Necesitó su amor oculto.
Y quiere viajar con ella
Y quiere viajar a ciegas,
So long, Marianne.
Y Leonard se puso a bailar
A través de las cortinas que los besos han gastado,
A través del pánico hasta que estén a salvo,
To the end of love
Y quiere viajar con ella,
Porque realmente es preciosa,
Para reír y llorar de todo
Y caminar juntos por la arena
Aunque haya mucha gente en su
Secret life
Y hoy se presenta ante el señor de la canción
Porque todos los hombres serán navegantes
Hasta que el mar los libere.
Porque Marianne le espera con su acorde secreto
Porque jamás puede acabar su canción eterna
¡Hallelujah! 

So long, Leonard Cohen