28 septiembre 2016

Aprender a decir no

Para aprender a decir NO, solo hace falta coger aire, la lengua se sitúa más o menos en la parte de los incisivos superiores (que inciden mucho), los labios como para hacer una “o” con un canuto y ale, a decirlo.
No me atrevo a decir “no” cuando es necesario por miedo a defraudar y el fraude está en decir sí cuando pienso “no” Aún en el caso de que pensaran mal de mí, tampoco pasaría nada porque no sería por mucho tiempo, pues tienen sus vidas y no soy el centro de sus universos.

Así pues, para decir no, hay que pronunciar adecuadamente las dos letras y saber que la persona que más te juzga eres tú y los demás simplemente han entendido que “no” y no suelen hacerse más películas mentales ni eres el protagonista de sus vidas.
¿No?

09 septiembre 2016

Decálogo para superar el síndrome post-vacacional

1) Olvida superar el síndrome postvacacional
2) No pongas nombrecitos a nada que implique tiempo o edad
3) No tienes ningún síndrome, la realidad es la que es y punto
4) Sigue con lo que tengas que hacer
5) Hoy es hoy y solo hoy y mañana será hoy
6) Lo que cansa es pensar en síndromes y futuros varios
7) Es imposible no sufrir así que asunto resuelto, no pienses en ello
8) No dejes para hoy las tonterías que se arreglan solas mañana
9) Emprende hoy tus sueños  prioritarios, que estás aquí de paso
10) No te creas el centro, no piensan tanto en ti, piensan en ellos