24 marzo 2016

Seguir caminando

Seguir caminando es lo que nos queda
cuando el paso nos cierran.
Siempre, incluso cuando doña
muerte te acecha.
Siempre, aunque a tus pasos
pongan fronteras.
Cuando veas que no puedan caminar,
camina hasta a ellos
y abre las puertas.

Realismo y la mujer pájaro

Ay, que no, que hoy no me apetece vivir el presente ni entrar en armonía con el universo, ni fundirme en el amor…
Me apetece sentarme en aquella mesa del fondo, sí, ahí donde no da ni un rayo de sol y hay una enfermedad mental que hace hablar sola a una mujer con la máquina tragaperras.
No me apetece reír todos los días (estarán drogados o seré yo que soy raro) ni ser fuerte (bastante tengo con defender el “fuerte”)
Me apetece, ya estoy sentado, mirar por la ventana mientras escucho la conversación de la mujer que habla sola con la máquina tragaperras. Deseo llorar (qué carajo, lo hago) por esos últimos días que agonizó esa persona que no tenía miedo a NO sonreír siempre.
No me apetece justificarme ni esforzarme por encajar en grupos ni hacer la pelota ni ser el mejor, el más solidario, el… lo que sea; me da igual, me basta con ser y punto. No sé cómo aguantan algunas personas tanto esfuerzo por ser aceptadas.
Merche; me dice que se llama la mujer que habla sola. Me pregunta por la libreta y le pido que escriba algo en ella. Esto es lo que añadió a este texto:
Tas loco colega. ¿No sabes que los pájaros no sabemos escribir?
P.D.: Hacía tiempo que no leía algo que volara tan alto como lo que escribió este ave diurna del realismo mágico.

23 marzo 2016

Corte de entrevista sobre el miedo

Para cambiar el mundo externo, habría que empezar por el interno, el cual es consecuencia de lo que ocurre fuera. Incidir en programas educativos se hace entonces fundamental. 
(En Navarra Televisión)

14 marzo 2016

Desescucha activa

“No escuchas” me dijo mientras la escuchaba
y el reloj marcaba las siete y cinco y el gato
que pasaba por el salón me recordó al gato
para cambiar la rueda del coche y que tenía
que llegar pronto hoy a trabajar pues
tengo un nuevo proyecto entre manos
y las manos me recordaron a con las manos
en la masa y una canción de Joaquín sabina
y…
“¿Escuchaste?” me dijo de nuevo mientras
el reloj ahora marcaba y diez y mi pensamiento
gritaba: ¡Me pillaste!

Creep

Cuando lo normal es estar preso en clases sociales (lo cual indica tener muy poquita “clase”), la apariencia física (que no eres), creer por otros, nada que cuestionar (no vaya a ser que descubras la verdad), ideologías a las que pertenecer, el apellido, la raza, las patrias, los resultados, comparaciones, el pasado, las posesiones (que te poseen), la imagen que das…
Debe ser un alivio y todo un halago… ser raro; excepto que eso sea otra imagen que trates de enseñar y no una reacción ante tanta irrealidad. 

11 marzo 2016

Algo más

Un té caliente humeando puede ser el inicio de una aventura a través de compañías que buscan soledad, una grandiosa idea en una cafetería que humea en la libreta de aquel escritor, quizá unas marcas de pintalabios que pintan un pasado reciente de aventuras por venir.
O tal vez es una taza de té caliente y nada más.
Un fular tirado en un sucio charco es el comienzo de una celebración, la libertad de un cuello que se quiere mostrar, un nostálgico que tiró el recuerdo que le ataba o un charco del que salir para meterse en otro que conviene entrar.
O quizá es un fular tirado en un sucio charco y nada más.
Una despedida, puede ser muchas cosas, pero sin duda…
…siempre es algo más. 

02 marzo 2016

Menos que decir

No tengo más que decir pero si que tengo menos.
Diré menos “más” y más menos. Después de todo, se trata de quitar si quieres reaparecer. Haré menos de esto, de eso y de aquello si es que sobra. Expresaré menos promesas y no me convertiré en una promesa. Señalaré menos señales y que ocurran cuando tengan que ocurrir. Enseñaré menos cosas y más de lo que no son cosas. Daré menos explicaciones que puedan explicarme. Apuntaré menos para apuntar más. Menospreciaré los menosprecios y no me venderé a ningún precio, si es que me tengo aprecio. Menos, menos, menos… si sacas la basura hay limpieza, si corres las cortinas hay sol, si quitas apareces.
No tengo más que decir excepto muchos menos. 

Lo que es, es lo que es

La vida no es una frase positiva ni tampoco depresiva, ni mala ni buena ni tampoco muerta. Es una bailarina de Lautrec que se marea y no se nota, una habitación de Van Gogh para no salir en noches de luna de ginebra, llorar a gusto con o sin disgusto, reír solo cuando te apetezca.
La vida no es un vaso medio vacío y no, tampoco medio lleno. El vaso solo es el vaso y lo que es, es lo que es. ¿Por qué se quiere complicar todo? El león ruge, el agua moja, la tristeza es natural, la alegría te pone alegre, la mermelada es dulce y la mente no debería encerrarse en dogmas organizados ni pertenecer a nadie. Atrévete a soltar el lastre de ir contra lo que es y luego me cuentas. 

01 marzo 2016

Diez mandamientos de la época moderna

Amarás tus pertenencias sobre todas las cosas y personas.
No dudarás nunca de nada ni dirás la palabra inmovilismo en vano.
Santificarás la herencia.
Honrarás a los jefes que te pueden ascender haciéndoles la pelota.
No tolerarás al diferente pues tus creencias son las buenas.
No cometerás actos hipócritas sin antes asegurarte que nadie mira.
No robarás si no estás aforado.
Harás como que no mientes aunque mientas.
No tendrás actos impuros sin asegurarte una coartada.
No codiciarás bienes ajenos sin antes desahuciarlos.

Estos mandamientos se encierran en dos; amarás al dinero sobre todas las cosas y a la imagen que das como si fueras tú mismo.