29 diciembre 2013

De tiempo en tiempo

Abandona todo lo que no te haga falta y jamás te sentirás abandonado (Leonardo R.)

Tenía dos pistolas de juguete y un sombrero,
una colección de risas y algunos miedos.
Para sacarle mentiras tenían
que hacerle crujir los nudillos.
Tenía muchas canicas, indios de plástico y algún sueño.
El tiempo era un invento.
Después tuvo muchos sueños y ningún sombrero.
La manipulación era más refinada para
tratar de condicionarle.
Algunos dejaron de jugar con pistolas de juguete para
jugar con creencias e ideologías con las que se sentían
mayores, comprometidos y buenos.
Organizar era sinónimo de tiempo.
Más adelante había que decidir entre el fin y los medios.
Elegir los medios le volvió medio.
Mentir era síntoma de madurez y contradecir
las palabras de los hechos
un acto de realismo y supervivencia.
Era un pacto entre adultos, sabemos que mentimos
pero no lo diremos.
El tiempo era miedo.
Ahora no juega a canicas sino
que le salen algunas por el pelo.
No colecciona nada y siguen los miedos.
Para sacarle mentiras le tienen que crujir todo el cuerpo.
Atiende a la vida más que a sí mismo
y lo simple se vuelve grande y bello.
El tiempo es cambio y el cambio es tiempo.
Un amigo de esos que llaman “ancianos” le dice
que todo fue un teatro
en el que si abandonas la máscara
se alejarán muchas personas
pero te sentirás de compañía repleto.
Y ya no existe el tiempo.

19 diciembre 2013

Mi vida sin "mí"

En mi defensa diré  que mi mí lo acaparó todo. Ahora, libre de mí, soy la vida sin todo.

Está claro que soy el que escribe que no lo escrito, el que conduce que no el conducido y el que piensa que no lo pensado. Solo aprendo cuando miro sin el pasado, no aprendo cuando recopilo sino cuando descarto, no cuando ato sino cuando suelto, no cuando opino sino cuando hago.
Si observas la vida tal cual es no tal cual eres entonces surge el milagro:
Y es que no hay ningún milagro sin constancia detrás. Lo siento, pero milagro no es sinónimo de facilidad ni de magia.
He cometido muchos errores pero en mi defensa diré que me di cuenta, me di cuenta, me di cuenta… que gran parte de lo que llamamos “molestia” es normal. Me apena observar personas que luchan contra la vejez, contra la muerte, que ven como algo malo cosas normales como los contratiempos y la dificultad.
En mi defensa diré, el día que me acerque a algo normal (que no malo) como la muerte, que intenté cometer más errores y disfrutar de más “pecados”; no fue por falta de tiempo, es que tardé en reaccionar; mi “mí” lo acaparaba todo y me costó dejarle marchar.
Por supuesto, en mi defensa diré que no he seguido a ningún líder, no he intentado parecerme a nadie ni me he adherido a ninguna institución, que cuestiono y cuestionaré y si me toca enseñar, enseñaré a cuestionar y a que cuestionen lo que digo.
Tanto hablar en pasado se me olvida que estoy aquí. Aquí significa, en cualquier lugar del espacio y en todo ahora en el tiempo. Y es que ahora es sinónimo de eterno. Mirar la vida con el condicionamiento te hace ver tu propio condicionamiento.
En resumen, que todos somos lo mismo; la vida, un gran nosotros si nos despojamos del acaparador “mí”
Ya, ya sé, que tanto “en mi defensa”, qué le ha dado ahora a este con “en mi defensa” en mi…, etc. que parezco ensimismado, pero es que quería recordar esta canción de Freddie:

21 noviembre 2013

El reto de contar algo contando nada

Me mira el reloj y ya son
las seis.
Paseando soledades (no, no, demasiado típico)
borrando mis pasos a cada (uf!, ahora me recuerda a Machado)
Empiezo de nuevo.
Ya son las seis y siete minutos
y la inspiración expira su
aliento lejos de mis palabras (expira su aliento, por favor…).
Estos recurrentes juegos de palabras
hacen avanzar esta cosa
que aspira a poesía.
Hablando de aspirar; recuerdo
cuando hacía colección de palabras
y mi preferida era
lapislázuli.
Decidla en alto para ver (oír) qué bien suena:
lapislázuli.
Las esdrújulas ponían músicas
a las llanas y mentirosas utopías.
Una vez, en un bar al que llevé
mi lápiz (arma de construcción masiva)
observé a una mujer que se ajustaba
la falda dando dos saltitos;
me encantó ese gesto: dos saltitos.
Dos jóvenes se dieron con el codo
tal que así,
observando algo más que su falda.
Había moscas de verano
y moscones de otoño.
La mesa estaba pegadiza
de alcohol reseco;
rastro de momentos y diálogos
anteriores… (la poesía busca la prosa
llegados hasta aquí)
Historias y gestos que no relatan
grandes hazañas;
paisajes urbanos que inspiran
la mejor manera de contar algo
contando……. nada.

18 octubre 2013

¡Noticias!


Esta semana se ha descubierto un caso en el cual una madre se ha atrevido a dar la razón a un profesor que ha reñido a su hijo adolescente por pegar a otro alumno. Muchos padres y madres indignados por este gesto han salido con las pancartas “A mi chiquillo no le riñe ni Dios” por si sienta precedente.

Un billete de cien euros se ha encontrado a una persona en la calle y la ha devuelto otra vez a la tienda de la que había salido.

Una paloma de la paz que iba volando de paso se ha cagado sin previo aviso encima de la conferencia de paz que estaban celebrando los dueños de las armas.

Se ha visto a un futbolista de primerísimo nivel ligando con una mujer con cintura de abejorro; la misma semana, en un país lejano se ha descubierto a un hombre luciendo pelos en el pecho tan campante por la piscina y a una mujer presentando la sección del tiempo que medía uno cincuenta y cinco y no parecía modelo.

Millones de abejas obreras reclaman que recorten primero la parte del panel de las abejas que reinan. “Habrán distintas mieles pero todas somos abejas” era el eslogan.

Ocho cardenales ingresados por ataques de ansiedad al escuchar al Papa decir cosas normales. Se rumorea que han escondido los crucifijos de oro en lugar seguro por si hay un relevo rápido. Dicen que en ese mismo lugar están los zapatos rojos preparados.

Tres bífidus activos han bloqueado la sección de yogures reclamando derechos de imagen por uso continuado de su nombre.

Un adolescente de 45 años ha tirado una botella al campo de fútbol por si daba al árbitro.

Ha sido detenida una persona que no llevaba ningún teléfono móvil en la calle pillada infraganti llamando a gritos a su mujer que no le oía. La juez le ha impuesto una condena con permanencia de un año y fianzas gratis a todas las prisiones provinciales que visite. Otra juez le ha hecho otra oferta más rebajada y sin permanencia.

Un niño ha sido pillado haciendo un trabajo de la escuela en la biblioteca, sin google, sin plantillas ni ayuda de los padres. Ha inspirado una película basada en la antigüedad.

Una cámara capta a una persona que no aplaudía en un mitin político. Los sociólogos están estudiando el caso.

¡Un ladrón millonario entra en la cárcel y cumple toda la condena! Todas las editoriales comentan estas dos noticias.

Se han visto cuatro aros olímpicos por la Plaza Mayor de Madrid de paseo. La gente está aterrada.

03 octubre 2013

Presentación libro en Estella

Presentación del libro...
 
"NAVEGANDO POR LA MENTE"
 
Editorial: Eunate
 
Autor: Leonardo Resano
 
Lugar: Biblioteca Municipal de Estella. C/ Ruiz de Alda, 34

Día 10 de octubre, jueves, a las 7,30 de la tarde.

25 septiembre 2013

Etimologías varias

Yo tenía una colección de canicas que entraban y salían en el “guá” que era un agujero de éxitos y fracasos al aire libre muy alejado del “guasapp”, que es donde entran y salen conversaciones sobrantes retenidas por la obligación consumista. Consumir viene del latín y significaba agotar, desgastar. Y es que si no se agota la cabeza para ver cómo narices terminar una conversación de “os veo muy bien”, qué guapos estáis todos”, “qué hija más guapa es clavadita a ti”,  “he visto al Fran hablando con la Sonia de qué va”… Bueno, pues si no cansa ya agotar esas conversaciones qué decir de los dedos de las manos. Mano viene de la raíz indoeuropea “eumares” (fácil de manipular) De aquí sale “masturbar” (turbar con la mano) Gran palabra ya que se pueden turbar muchas cosas con la mano, desde el teclado del guasap,  una canica, las canas del pelo u otras al aire.
Aunque esta palabra a quién más ha turbado es a quiénes más la han censurado o prohibido; que prohibir viene de retener y mantener lejos; y es que hay una fuerza enorme de atracción para conseguir que lo que mantienes lejos con la mente lo realices constantemente.

31 julio 2013

Historias incompletas

Un teclado que sabe muchas historias, un cuento que ya no lo cuenta, el paseo del perdedor con el que no pudo la victoria, el humo del bar que se lleva besos imaginados, la caricia de la prostituta ante la precoz eyaculación de adúlteros pensamientos, la cara de tonto del que aplaude en un mitin, la palabra que no encuentra en el cuerpo desnudo de aquella mujer y el desnudo del hombre que la dejó sin palabras, estas letras sin argumento en busca de un punto que no llega, la novela que aquí no lees, la falda que se levanta para contemplar algo de arte, el arte que no se cuelga, las notas que huyen de esa raquítica guitarra, el astrónomo que encontró la clave del sol en una partitura de piano, el orden que trae el descontrol, la carta que no escribió el escriba, tus ojos repasando estas letras, el cuarto creciente del niño solitario, ponme otro vaso de intenciones, dame una botella de mírame pero no me dejes de mirar, el ratón orgulloso al ver que cuando pasa algunos se ponen de pie creyendo que le ovacionan, el momento en el que el trabajo ficha en el horario de tu vida, la cárcel que no se ve, el vuelo sin aplauso del gavilán, una de bravas y otra de cobardes, el trueque hipócrita de culpas por rezos, la duda que no te atreves a dudar, la tensión del cumpleaños que le fuerzan a ser feliz, la boda que intercambia necesidades, el amor que escapa del ego, mis errores favoritos, la enorme tristeza que delata alguien que nunca llora, estas palabras que me dieron la palabra de que viajarían inconexas y este punto final… que no, que jamás llega, las historias incompletas de una vida que se emborracha en el bar del ahora y que ahora es eterna

01 julio 2013

Somos un ruido con patas...

¿Hace cuánto no estás en silencio?
Cuando uno está solo pensando en su trabajo, familia, sus problemas… no está en silencio. Hay un enorme ruido en su cabeza.

¿Hace cuánto no estás en silencio?
Si añadimos que los últimos inventos tecnológicos te hacen estar pendiente de conversaciones triviales, localizable en cualquier situación, siempre alerta, controlando y controlado… tenemos que el ser humano ya no es un animal, simplemente es un pensamiento ruidoso andante.
 

22 junio 2013

De móviles, lluvias y Pamplona

Gracias al móvil, Rober pudo decir a Sara lo mucho que la quería, sentía, adoraba… todo con dos iconos de caritas sonrientes de esas que ocultan la cara de gilipollas que se te pone mientras te destrozas los dedos escribiendo.
Al lado de Rober, o El Rober como dicen en mi pueblo, una persona muy peatonable (dícese del individuo que viaja sobre sus pies) se arriesga a cruzar el paso de cebra leyendo el facebook mientras una conductora estrena los frenos de su coche en un intento por no atropellarle.
Estas escenas ocurrían mientras la lluvia de Pamplona o la Pamplona de la lluvia, o esa urbe del eterno invierno… mojaba de realidad las telas de paraguas, a los ciervos del parque de la Taconera, a un sol sostenido que se le atasca a Hamelín (el músico que no toca en la Iglesia de San Nicolás) a la tristeza que no se ahoga en vasos de agua sino de ginebra…
Merche, la dueña del coche que ha frenado (mejor dicho la esclava del coche al que tiene que cuidar y pagar), aprovecha para aparcar y hacer una letra más de “apalabrados” por el móvil a la que su marido contestará cuando salga de ver a la Puri en el local “La Magdalena”
Mientras las ranas hacen movimientos migratorios hacia la vieja y mojada Iruña, las miradas de los habitantes de cualquier ciudad o pueblo siguen clavadas a todo tipo de pantallas, a todo tipo de irrealidad.
Gracias al móvil, Rober pudo enviar caritas sonrientes a Sara mientras no veía una cara que pedía ayuda para cruzar el paso de peatones donde, ese peatón y su Facebook, no advirtieron que por la acera iba caminando un amigo de la infancia al que hace más de ciento veinte washapps no veía; y gracias al móvil el Señor Antonio, que vive en el pre-pirineo (dícese del pirineo que todavía no ha hecho la selectividad), busca en su tablet entretenimiento apoyado en un árbol del que se pierde las entretenidas acrobacias de una simpática ardilla…
Ya, pero es que hay que adaptarse, está de moda, es lo normal… es lo normal… es lo normal… es lo normal… Y así pasa la vida, aceptando que “lo normal” debe ser siempre lo correcto.

11 junio 2013

Que no te posea lo que posees

El día que dejemos de sentir aferramiento e identificación… el día que dejemos de buscar posesiones, tanto amorosas como materiales… el día que no funcionemos en torno al “mi”… será una gran revolución de “nosotros”
No somos infelices por no tener compañía, riquezas, posesiones, títulos… somos infelices por no soportarnos a nosotros mismos y huir con todo eso.
La realidad libera pero no vemos más allá de nuestros condicionamientos sociales, culturales y psicológicos que llevamos programados en nuestro cerebro.
Al león le da igual qué nombre han puesto a su tierra, él vive en la tierra; le da igual si ruge bien o mal, él ruge; y cuando ve un bonito amanecer no trata de atraparlo con una foto, él observa. Solo el ser humano se ha convertido en el animal menos natural de la naturaleza por inventarse con el pensamiento irrealidades de las que la humanidad está presa.
 

03 junio 2013

Agradecimientos y feria del libro

En primer lugar agradecer el recibimiento que tuve en Andosilla por la presentación del libro. Volver al pueblo donde creciste siempre tiene un plus de emotividad y pasé una hora muy entretenido donde intercambiamos temas importantes de la vida.
Agradecer también a todos las personas que acudieron a la presentación en Pamplona, donde sentí el apoyo de toda la gente con la que he ido compartiendo clases y conferencias a lo largo de los años. Personas con  las que he establecido vínculos más allá de simples palabras, gente que me ha enseñado y con la que he aprendido.
En ambos sitios se llenó la sala y yo me sentí como en FAMILIA (palabra que siempre hay que extenderla con la amistad)
Mañana se presenta con Ediciones Eunate el libro "Navegando por la mente" en la plaza del Castillo a las seis de la tarde en la feria del libro. Espero seguir navegando por la vida con la suerte que supone poder transmitir y comunicar mientras uno aprende de aquellos con los que te comunicas.
Gracias a la editora, que siempre tiene buena predisposición de navegar por la comunicación literaria con dedicación y cariño.
Eso es todo, decir gracias, palabra que te centra en el presente para enterarte de lo que tienes al lado cuando crees que algo falta.
Respecto al blog, después de un pequeño parón, pronto volverá a activarse este "reyno" sin rey ni gobierno.

23 mayo 2013

Reflexio-frases del "Reyno"

Si vas a pagar un alto coste por ser tú mismo, recuerda que dejar de serlo significa que no te va a dar ni para el coste.

Si quieren que pienses como ellos… piensa que ellos como tú no te quieren.

El suelo es el cielo del cielo.

Un malentendido es entender mal y un entendidillo es un enterarse muy pequeñito.

No hay bien que por mal no le envidie.

No te preocupes por el dinero… no le pasa nada.

Lo contrario de lo que existe… no existe.

Perder es ganar a la victoria.

Qué importa lo que piensen los demás si los demás no somos nosotros.

04 mayo 2013

Viajero sin estaciones ni trenes

   Un pasajero que huye de lo pasajero, escapa de sí mismo y no va a ninguna parte (Leonardo R.)
Soy un viajero, como otros.
Sin maletas que llenar
ni veranos por delante.
Viajo entre las mentiras
en las que se refugia la gente,
entre la insoportable representación
para ser acogidos…
en miradas vacías, en miedos
urgentes.
Soy un viajero, como tú,
como otros.
Sin estaciones de tren
ni bienvenidas,
observando pasajeros que
no pasan, que se aferran
a la ilusión de lo permanente;
huyendo de la pasajera vida,
alejándose del presente.
Soy un viajero, como tantos otros.
que observa y observa…
viajeros que perdieron el pasaje
cuando dejaron de cuestionar
a los chóferes que conducían
sus mentes.
Yo soy un viajero
sin estaciones a las que
aferrarse
ni conductores que me
conduzcan
ni directores que me encuentren.

19 abril 2013

Un bar de prosa larga

Las dos infusiones exhalaban una fina capa de humo blanco que separaban las mentiras que salían por los ojos de dos aspirantes a enamorados. Las lámparas de la cafetería habían observado varias escenas similares; eran doradas, con varios brazos que asían vacíos, tensiones, silencios varios y murmullos sin importancia.
Ella se engañaba por las prisas de una soledad mal llevada interpretando amor allá donde la necesidad está muy necesitada. Ricardo sin embargo, mientras cogía la mano de Laura, alejaba su mirada secuestrada por las caderas de esa sinuosa mujer que ya del bar se marchaba.
Era un bar de una prosa larga, con camareros de corbata, mesas redondas y vidas encontradas. Era un bar donde, a veces, el teatro aparece tras el telón de una fina capa de humo que dos infusiones al aire lanzan.

Meditando

Si nos diéramos cuenta de que no somos lo que pensamos, pensaríamos lo que somos sin darnos cuenta.

15 abril 2013

Encontrar buenos días

No has sonreído porque hace un buen día, hace un  buen día porque has encontrado lo que te hace sonreír.

19 marzo 2013

Navegando por la mente

Sale el libro "Navegando por la mente" (Editorial Eunate) Un libro de "autoayuda" con algunos relatos y poesías de este blog. La presentación será el jueves 11 de abril a las 20:00 en la Sala de Conferencias del Civican. Estará por librerías de Pamplona aunque se puede encargar en cualquier librería o solicitar por internet en este enlace:
http://www.eunateediciones.com/#!novedades

Pronto seguiremos navegando por el blog

http://redondasyleonardo.com/

05 marzo 2013

Tenemos, queremos y podemos

Un abrazo sin pensamiento, un pensamiento libre, libre de líderes y promesas; no quiero teatro fuera del teatro, relacionarme con tu apariencia, ser esclavo del miedo ni encerrar el amor en necesidades egocéntricas.
Me gusta inventarme cada día, danzar al son de… ninguna persona, respirar la brisa sin pensamiento; me encanta compartir errores, brindar por cada equivocación y mandar al carajo a los que dicen que yo no puedo.
Tenemos abrazos que piden ser abrazados, infinitos en cada segundo, segundos que no les hacen falta el estrés de ser primeros, el vino, el baile a tu manera, las caricias en busca de caricias, un paseo paseando por mi cabeza.
No nos hacen falta lunas ni soles ni “te quieros” ni querer un té, cuando eso uno ya lo experimenta. Tenemos juegos que piden ser jugados, canciones, el misterio del bosque, el destino que tu mismo forjas, el guerrero que llevamos dentro, la enorme capacidad que espera ser explotada, tú eres tu guía tu líder y tu maestro.
Me permito tener dudas, pedir ayuda, decir no y mentir a la mentira. Podemos sacar muchos ases de la manga, hacer cortes de mangas a los que se reparten la tierra, leer nuestra historia, a la mierda las banderas, que vivan las personas que a tu lado sin máscaras se acercan. Manos que te miran, miradas que te desnudan, la eterna amistad de esa persona que siempre te espera.
No tendremos poderes ni inmunidad ni privilegios, ni falta que nos hace, tenemos un “par” para seguir adelante, recibir los golpes de la vida, la mente libre y eso supera a cualquier privilegio. Lo vitalicio no va con nosotros, tenemos algo más grande cuando grandes nos hacemos si compartimos lo que tenemos.
También tenemos miedos y esos miedos no nos impiden hacer lo que queremos. Tenemos ilusión allá donde la atención dirigimos pasando de lo que de nosotros esperan. Tenemos, queremos y podemos. Que no te quede duda, por supuesto que podemos.

27 febrero 2013

Historia pasada por agua

Él estaba muy cansado y ella muy casada
preguntándose como sería de nuevo…
ser encontrada.
Navegaba entre los charcos, solo y sin paraguas
mientras ella iba tirando recuerdos
a medida que caminaba.
Él iba soñando gota a gota
con trozos de sol en su vida parada.
Ella solo quería alejarse de la lejanía que sentía
imaginando  una vida más abrazada.
Un coche atropelló a un charco que inundó
a los dos cuando por la acera se cruzaban.
Él estaba muy cansado y ella muy casada.
El resto de la historia ya es agua pasada.

26 febrero 2013

Romper el molde

Te moldearon desde muy niño y parece que no puedes salir de ahí. Te programaron para el resultado, para pensar de una determinada manera, para ver normal lo que hace la mayoría, para adaptarte…
Te moldearon y quieres permanecer en el molde y usas tu pensamiento para realizar el programa que te metieron en el cerebro, te moldearon para sentir tu patria (sea lo que sea ese invento), tu partido, tu grupo, tu creencia, te moldearon para aceptar que te digan lo que pensar, creer y tener líderes que piensen por ti. Te moldearon para identificarte y creer que lo que dices es lo que eres, para buscar la seguridad que no existe, para decir “para siempres” y conservar, conservar, permanecer…
Y ahora te dicen que puedes cuestionar todo lo que te enseñaron, te lo dicen y no quieres. Tienes miedo, pues cuestionar significa darte cuenta por ti mismo sin nadie a quien echar la culpa, abandonar la mentira y revolucionarte con la realidad, saber que no eres lo que dices sino lo que haces, poner en duda tus juegos ideológicos. Y no quieres salir del molde y finalmente vives la vida del programa que te metieron y perdiste la tuya propia. Mejor molde conocido que realidad por conocer. Y así el mundo se convierte en un teatro donde la gente se identifica con cosas para ser feliz y esas cosas se convierten en más importantes que la propia felicidad y te vuelves dependiente y la dependencia no es libertad. Romper el molde significa cuestionarte y cuestionar.

14 febrero 2013

Una picaraza

He visto como una picaraza sacaba lombrices con su pico sin parar. La tierra había recibido una ducha de la tormenta anterior y tenía sus hierbas puestas a remojo para que el aire las peinara. Un gorrión yacía en el suelo a la espera de un ejército de hormigas que iban a hacer de cortejo fúnebre. Pero volvamos a la picaraza o urraca. Ella no sabe que la llamamos así y está libre de palabras por lo que vive la realidad tal cual es, sin describirla, así disfruta a tope cuando disfruta y el sufrimiento pasa cuando pasa. No digo que sean malas las palabras, sino que no se usen para dramatizar la realidad. El gorrión ha muerto y ya está, sin aspavientos ni herencias por las que disputar, quizá un par de vuelos como recuerdo y nada más, morir sin nada, solo con tus alas, es una muerte plena, sin nada a medias en el cerebro, aceptación pura de la realidad. Tampoco los cuervos analizan si cantan peor que los jilgueros. ¿Qué cómo lo sé? He observado muchas veces que se atreven a graznar orgullosos aunque haya ruiseñores o jilgueros a su lado entonando todo un concierto que jamás se ha escuchado en Viena.
Me gustan las palabras con uve como Viena pero sobre todo las esdrújulas, de entre ellas, una de mis preferidas: lapislázuli. Suena fenomenal. Lapislázuli. Dilo en alto, ya verás. No son malas las palabras, solo que si convertimos un mal resultado en una fatalidad, la vejez en algo que esconder, un contratiempo en un atentado contra mi derecho a disfrutar… entonces más nos valdría ser como la picaraza, que desarrolla sus cualidades y sus vuelos sin preguntarse si está bien o está mal.

24 enero 2013

Popurrí de palabras a media tarde

Necesito un buen té, de esos que sale una espiral de humo blanquecino de una taza con el asa rota mientras veo como la nieve asalta sin permiso mi jardín, que no es mío, pero qué le vamos a hacer, nos educaron en la posesión y propiedad. El caso es que cuando veo los hierbajos o el arbolito del vecino defenderse de la capa totalitaria de la nieve, entiendo que no son míos, son libres, pero nos gustan las palabras. Mí novia, mi coche, mi dolor de brazos, mi obsesión de mí… Si nos fijamos bien he dicho hierbajos y arbolito. El primero con sufijo despectivo y el segundo afectivo. Así vamos condicionándonos desde niños. ¿Qué tiene de mala la hierba para llamarla hierbajo? A ver si las cucarachas, sapos y culebras son más interesantes de lo que pensamos si eliminamos todo condicionamiento adquirido… ¡Qué caparazón más brillante y qué caminar más gracioso tienen las cucarachas! A partir de ahora serán unos de mis animales preferidos.
Este catarro que me hace carraspear y me exige un té con limón me recuerda a esa mujer que no era mía con la que una tarde de verano, con cinco moscas haciendo vuelos de vigilancia sobre el cruasán, me expuso la teoría de que si dos personas se quieren no se contagian el catarro si se besan y es que los besos, sean solos, con uvas o con queso, no entienden de propiedad y si hace falta uno se hace amigo de los gérmenes a base de besos, pues, en tiempos pretéritos (¡por dios! decir pretérito en lugar de pasado para hacer como que se domina el lenguaje) no solo las lagartijas eran una maravilla sino que éramos amigos de los gérmenes, hasta tal punto, que comerse un bocata de nocilla con las manos manchadas de barro, bañarse en ríos apestosos con ratas pululando, por supuesto no lavarnos las manos después de ir al aseo y entrar en granjas y coches abandonados con pulgas, nos hacían indestructibles, los glóbulos blancos que teníamos daban sopas con onda (nunca me ha gustado esta expresión, es que no le encuentro el sentido) a cualquier marine de USA obsesionado con poner la bandera de las estrellitas en montículos de mierda.
Necesito un buen té, de esos que sale una espiral de humo blanquecino de una taza con el asa rota mientras la nieve, las cucarachas, los gérmenes y los besos cabalgan libres por mi mente.

03 enero 2013

¿Por qué puedo hacerlo?

Puedo querer vivir sin que me toque el viento y desarrollar métodos y técnicas para ello; evitarlo y conseguir no estar en contacto con él (Tensión) y puedo aceptar que el viento me golpee y despeine, haciendo pese a ello todo lo que me propongo hacer sin pensar ya más en él (Fluir)
Puedo intentar no tener ningún problema, apartarme del riesgo que implica hacer cosas nuevas, del trabajo que requiere asumir los cambios o puedo dejar que los problemas entren y hacer las cosas sin excusas, plenamente, sin agarrarme a limitaciones creadas por el pensamiento, esté en la situación que esté.
Lo que importa es lo que puedo hacer no lo que no puedo. Pocas veces nos preguntamos “Por qué puedo hacerlo”