28 diciembre 2012

La seguridad es una ilusión

No hay mayor inseguridad que la búsqueda de seguridad. Ya de niños te van preparando sutilmente a base de la importancia del resultado, la importancia de tener pareja y la importancia de la importancia social. En ese camino surgen muchos exámenes y cursillos que en épocas actuales van a más. Pronto tendremos el de "interpretación melódica del lloro del bebé", "el chupete y su influencia psicosocial", "el pañal y las nuevas tecnologías", "tu adolescencia, tu madre y tú"…. y en cuanto a resultados, llegarán enseguida los exámenes de ingreso en la guardería en los cuales habrá una lista de niños interinos que han suspendido el examen a la espera de plaza; por no hablar de aquellos padres que llevarán al niño fracasado y estresado a un psicólogo argentino que llegará a la conclusión de que la culpa es de la madre: ¡Ché, el problema es bárbaro, todo vino de cómo vos le increpaba, la fase oral y el asunto del orinal, nomás!
Ya de mayor el trío mágico de la seguridad inculcada con los años: oposiciones-pareja-hijos cae si no lo consigues y cae estrepitosamente si lo consigues pues aprendes que eso no es seguridad.
Por el camino te van manipulando para que todo esté perfecto y el niño (si los exámenes, cursos de cómo tener éxito y demás le dejan tiempo) ansía parecerse a sus progenitores, los cuales ansían que su frustración de seguridad la arregle el hijo, el cual debe conseguir el máximo resultado. Y así van surgiendo las nuevas teorías de motivación en lo que todo es perfecto. Ya no pierden, han quedado en el número 19 de 20 participantes, tienen que sonreír ante los problemas y el profe no debe castigarles a riesgo de se agarren un estrés del 15… y esto nos lleva a que de adultos tienen una gilipollez del 20 y los padres no entienden qué ha podido pasar, “si de niño sacaba todo dieces”
Después tenemos la cultura de que todo sea correcto que nos llevará a prohibirles que jueguen a indios y vaqueros, por si caen en la discriminación, por no hablar de jugar a la guerra en el recreo, algún padre podría protestar por incitación a la violencia… y por ello se prefiere que acaben con el túnel carpiano destrozado y los pulgares whatsappeados e inutilizados para hacer el gesto de o.k. pues todo tiene que estar okey.
De pronto la vida te enseña que es algo más y que sobre todo es insegura, por suerte, abierta a sorpresas que parecen trágicas y luego te enseñan. Puedes elegir dedicar tiempo a pensar lo bien que podrías estar y cómo estar seguro o elegir afrontar la vida como venga, de instante a instante, disfrutando y sufriendo solo en el momento que la vida te hace reaccionar. Más allá del pensamiento positivo o negativo, en la acción constructiva que en tus manos está desarrollar.

18 diciembre 2012

Rellena tus puntos suspensivos

Hoy la niebla ha tapado al arrogante sol, cinco hormigas reclaman el convenio de los zánganos, un “para siempre” ha vuelto a engañar al ahora, se rumorea que llega el comienzo del mundo que jamás comenzó, la ideología sigue secuestrando a las ideas, un dedo decide anular a su anillo y la meretriz lo deposita en la mesilla, dios sigue sin tener religión y espera a su diosa, debajo del sombrero de un mago resulta que estaba su cabeza, hoy por y mañana por quiso decir el político; hoy que la soledad tiene una cita, que la culpa es de los demás, que muchos ayeres justifican varios mañanas, hoy que el ahora sigue secuestrado, precisamente hoy… los puntos suspensivos depende de ti rellenarlos y comenzar tu independencia con o sin niebla, con o sin sol.

12 diciembre 2012

Sin prisas (gota a gota)

Hay tantas prisas por llegar a ser que uno ya ni es, nadie se detiene a observar la vida gota a gota, todos quieren el río e incluso el mar; obsesión por el currículum que les llevan a perder el vitae, el resultado como definición personal. Se elijen cuerpos postizos desnaturalizando la belleza del cuerpo real, se besa deprisa y se ama despacio por falta de tiempo en la agenda y no hay agendas de atender a los demás.
Ahora que la soledad viene rodeada de gente, que la apariencia ha ganado la batalla a la verdad, que a la imaginación la ha secuestrado una plantilla de Google, que las prisas por llegar te impiden saber adónde… ahora que la estupidez se ha puesto a gobernar…
el espectáculo del mundo pasa gota a gota para aquel que dirija la atención a lo sencillo, atendiendo a quien te atiende, observando sin pensar, la vida tal cual, cambiante segundo a segundo. Observa despacio, olvídate de ti, observa, observa, navega con la vida sin interpretar, observa sin el "yo" y te embriagarás de realidad.

10 diciembre 2012

El controlador es el controlado

La lluvia que no le moja, la oportunidad que le inoportuna, el tren que nunca se le escapa, el riesgo que no arriesga, el control que le controla…
Toda alegría necesita sorpresa, aceptación, no descubrir el truco de magia, dejarse ir, bailar con la mirada, mirar con las manos y besar sin palabras. Desordenar lo establecido, establecer la imaginación como gobernanta, brindar por los errores, soltar lastre, huir de institucionalizados grupos, agrupar amigos, amigar diferencias, sacarle la miga al pan y beber del vino de la pasión.
El controlador es el controlado; el controlado un prisionero de la irreal perfección.
La lluvia que moja, la oportunidad aceptada, algún tren que se escapa pero muchas conversaciones en la estación, el riesgo que te enseña, el cambio permanente que escapa a todo control…
La seguridad está en aceptar la inseguridad (Pi)

01 diciembre 2012

Relaciones ¿de amor?

Las relaciones de pareja son convivencias múltiples. La imagen que tienes de ti, la imagen que tiene de ti, la que tienes de tu pareja y la que tiene ella de sí. A todo esto se añaden las imágenes de suegras con sus respectivos suegros y tenemos un conjunto de relaciones en busca del individúo perdido.
Individual termina en dual, cosa muy sospechosa. Para terminar con las dualidades hay que observarse tal cual uno es, sin mentiras y entonces todo cambio será posible pues nada puede cambiarse que no haya sido aceptado previamente.
A veces las personas se unen por necesidad (palabra que no significa amor), otras por comodidad, por miedo a la soledad, incluso, a veces, por amor. En cualquier caso, el ser humano debe relacionarse para expandir su creatividad e inteligencia pero ambas cosas quedan enterradas cuando el amor se esconde tras la alfombra del ego.
A las imágenes creadas y a las necesidades y miedos se añaden las palabras, que como bien sabemos, nunca son la realidad sino meras descripciones. Se sortean “te quieros” a diestro y con mucho siniestro y cuando hablamos de un “te quiero” en plena faena de cama, habría que especificar a qué parte del cuerpo se refiere uno. La realidad son los hechos, no me digas "te quiero" ni si quieres un té, ¡Quiéreme!
Así pues, vivir en pareja sin imágenes ni miedo a la soledad se hace difícil siempre y cuando mi felicidad sea dependiente en su totalidad de mi pareja en lugar de ser feliz por mí mismo y compartirlo con mis relaciones de amor. No olvidemos que enamorarse de sí mismo, (más allá de narcisos y narcisas), puede ser una relación de por vida.