22 enero 2012

No te olvides de ti

Ese relámpago haciéndole una foto mientras mira la lluvia por la ventana. La noche trayendo pedacitos de cuarto creciente en la habitación de los niños. El espejo que roba las arrugas de Clara. Olor a mojado con croar de ranas.
El piano que llora dos melodías al amanecer, la mermelada del desayuno, el ayuno de ser acariciada. El viejo tronco que navega por el río, la ausencia que se ausenta cuando sale de madrugada y la soledad que abraza en sus sábanas.
Hoy es un nuevo día para Clara, hoy ha decidido agasajar a otra persona que cubra aquella ausencia. Se pone en marcha, por fin sale de casa, elegante, decidida… va a cuidarse a sí misma.

20 enero 2012

Con un poco de azúcar...

Mete cualquier emoción en la lavadora del pensamiento, razónala, dale vueltas, centrifuga y saldrá arrugada. La emoción no se piensa, lo que se piensa se alarga en el tiempo. Lo que resiste acaba rompiéndose, lo que controlas te controla, de lo que huyes te persigue.
La realidad no se piensa, se vive, relacionándote, colaborando, moviendo el cuerpo, probando, siendo útil, de todos los verbos elige el gerundio, hablando, tocando, queriendo, queriéndote, con un par, levantándote, saliendo de casa, escuchando a los pájaros, contando historias, jugando, atendiendo, aceptando el placer y también aquellas cosas que no se pueden cambiar; empieza nuevos hábitos, no me digas que no tienes tiempo; tú eliges, nadie por ti lo hará.…
Con un poco de ese azúcar… las farmacias se echarían a temblar.

11 enero 2012

De parejas, parejudos, novios y parientes

La pareja se compone de par (igual) y el sufijo despectivo eja. Algo así como igualejos, parecidejos. Atribuido a las relaciones de amor o parejudos, empieza el lío. ¿Nos juntamos por necesidad más que por amor, por miedo a la soledad, por amor verdadero? Cada uno sabe en su fuero interno la razón pero creo que la receta perfecta, siendo realistas (y ser realista es ver que necesidad siempre hay un poco), la relación perfecta se da cuando el tanto por cien de amor supera al de necesidad.
A veces, en España se usa popularmente entre los hombres el término parienta. La verdad que no es nada desacertado en muchas parejas que se ven por ahí, no en todas, solo que, quizá por machismo se olvida que también funciona al contrario, pariente. Muchas parejas con los años pasan de ser novios a parientes, de ilusionarse cuando entra por la puerta el amor de tu vida a tener el derecho de gritar y evitarse, unos auténticos parientes que no sé yo por qué hay que aguantar; se supone que a la familia no la eliges pero sí a los amigos y la pareja. ¿Por qué esa manía de dejar de ser novios para convertirse en marido y mujer? Abogo por novios, mucho mejor que ese proyecto de “parientes”
Los celos también cobran  un protagonismo particular. El miedo a ser desposeído de la relación que tengo no es amor. Es miedo, punto. Es señal de poca autoestima, sin mi pareja ¿Qué soy? ¿Qué me queda? ¿Hay otros-as mejor que yo? Si dejas de pertenecerme, de entretenerme… te odio. ¿Eso es amor?
El espacio y respiro entre las parejas es fundamental así como ver la realidad, una de las cosas más difíciles de ver, quizá por miedo.
Ser parejos no es lo mismo que ser pareja o parejudos que diría la etimología arriba mencionada. Quizá la solución esté en amarse y aceptarse lo suficiente a uno mismo y así estar preparado para compartir la vida con otros sin depender ni apegarse tanto a ellos, con amor, y el amor es libertad.

09 enero 2012

Las leyes del optimismo

Realismo
En las tormentas ser un junco, flexible a las sacudidas, adaptado al viento y erguido cuando pasa.
Equilibrio
Si no tensas no suena la música, si tensas demasiado se rompe la cuerda.
Adaptación
Todo cambia menos el cambio; el ave flotando entre las corrientes de aire, el río que sigue a cada instante. Lo que no se mueve caduca.
Presente
La cantidad de tiempo dirigido a pensar en lo que ya no está, en lo que debería, en lo que será, los “y si…” es equivalente al mundo ilusorio que te quita la energía de la verdad.
Obras
Solo existe lo que haces, lo que dices todavía no lo veo. Sembrar posibilidades a cosechar y no esperar al mejor momento pues puede que no estés, el mejor momento es ahora.
Libertad
Ni rastro de lo que esperan de ti; el pensamiento no manda, tú diriges lo que pensar; el abandono de las explicaciones cuando disfrutas; tirando la carga del pasado, el condicionamiento con que has sido programado; la libertad del instante.
Autoestima
No hay mayor estima por uno mismo que ayudar a los demás mientras se aceptan las limitaciones y no se rechaza lo humano.
Sonreír
Buscando los motivos para ello
Sin espera
La esperanza inmoviliza, ponte a ello disfrutando del camino independientemente si llega o no la meta. La meta es el camino.

Optimismo es optimizar por ti mismo (Pi)