28 diciembre 2012

La seguridad es una ilusión

No hay mayor inseguridad que la búsqueda de seguridad. Ya de niños te van preparando sutilmente a base de la importancia del resultado, la importancia de tener pareja y la importancia de la importancia social. En ese camino surgen muchos exámenes y cursillos que en épocas actuales van a más. Pronto tendremos el de "interpretación melódica del lloro del bebé", "el chupete y su influencia psicosocial", "el pañal y las nuevas tecnologías", "tu adolescencia, tu madre y tú"…. y en cuanto a resultados, llegarán enseguida los exámenes de ingreso en la guardería en los cuales habrá una lista de niños interinos que han suspendido el examen a la espera de plaza; por no hablar de aquellos padres que llevarán al niño fracasado y estresado a un psicólogo argentino que llegará a la conclusión de que la culpa es de la madre: ¡Ché, el problema es bárbaro, todo vino de cómo vos le increpaba, la fase oral y el asunto del orinal, nomás!
Ya de mayor el trío mágico de la seguridad inculcada con los años: oposiciones-pareja-hijos cae si no lo consigues y cae estrepitosamente si lo consigues pues aprendes que eso no es seguridad.
Por el camino te van manipulando para que todo esté perfecto y el niño (si los exámenes, cursos de cómo tener éxito y demás le dejan tiempo) ansía parecerse a sus progenitores, los cuales ansían que su frustración de seguridad la arregle el hijo, el cual debe conseguir el máximo resultado. Y así van surgiendo las nuevas teorías de motivación en lo que todo es perfecto. Ya no pierden, han quedado en el número 19 de 20 participantes, tienen que sonreír ante los problemas y el profe no debe castigarles a riesgo de se agarren un estrés del 15… y esto nos lleva a que de adultos tienen una gilipollez del 20 y los padres no entienden qué ha podido pasar, “si de niño sacaba todo dieces”
Después tenemos la cultura de que todo sea correcto que nos llevará a prohibirles que jueguen a indios y vaqueros, por si caen en la discriminación, por no hablar de jugar a la guerra en el recreo, algún padre podría protestar por incitación a la violencia… y por ello se prefiere que acaben con el túnel carpiano destrozado y los pulgares whatsappeados e inutilizados para hacer el gesto de o.k. pues todo tiene que estar okey.
De pronto la vida te enseña que es algo más y que sobre todo es insegura, por suerte, abierta a sorpresas que parecen trágicas y luego te enseñan. Puedes elegir dedicar tiempo a pensar lo bien que podrías estar y cómo estar seguro o elegir afrontar la vida como venga, de instante a instante, disfrutando y sufriendo solo en el momento que la vida te hace reaccionar. Más allá del pensamiento positivo o negativo, en la acción constructiva que en tus manos está desarrollar.

18 diciembre 2012

Rellena tus puntos suspensivos

Hoy la niebla ha tapado al arrogante sol, cinco hormigas reclaman el convenio de los zánganos, un “para siempre” ha vuelto a engañar al ahora, se rumorea que llega el comienzo del mundo que jamás comenzó, la ideología sigue secuestrando a las ideas, un dedo decide anular a su anillo y la meretriz lo deposita en la mesilla, dios sigue sin tener religión y espera a su diosa, debajo del sombrero de un mago resulta que estaba su cabeza, hoy por y mañana por quiso decir el político; hoy que la soledad tiene una cita, que la culpa es de los demás, que muchos ayeres justifican varios mañanas, hoy que el ahora sigue secuestrado, precisamente hoy… los puntos suspensivos depende de ti rellenarlos y comenzar tu independencia con o sin niebla, con o sin sol.

12 diciembre 2012

Sin prisas (gota a gota)

Hay tantas prisas por llegar a ser que uno ya ni es, nadie se detiene a observar la vida gota a gota, todos quieren el río e incluso el mar; obsesión por el currículum que les llevan a perder el vitae, el resultado como definición personal. Se elijen cuerpos postizos desnaturalizando la belleza del cuerpo real, se besa deprisa y se ama despacio por falta de tiempo en la agenda y no hay agendas de atender a los demás.
Ahora que la soledad viene rodeada de gente, que la apariencia ha ganado la batalla a la verdad, que a la imaginación la ha secuestrado una plantilla de Google, que las prisas por llegar te impiden saber adónde… ahora que la estupidez se ha puesto a gobernar…
el espectáculo del mundo pasa gota a gota para aquel que dirija la atención a lo sencillo, atendiendo a quien te atiende, observando sin pensar, la vida tal cual, cambiante segundo a segundo. Observa despacio, olvídate de ti, observa, observa, navega con la vida sin interpretar, observa sin el "yo" y te embriagarás de realidad.

10 diciembre 2012

El controlador es el controlado

La lluvia que no le moja, la oportunidad que le inoportuna, el tren que nunca se le escapa, el riesgo que no arriesga, el control que le controla…
Toda alegría necesita sorpresa, aceptación, no descubrir el truco de magia, dejarse ir, bailar con la mirada, mirar con las manos y besar sin palabras. Desordenar lo establecido, establecer la imaginación como gobernanta, brindar por los errores, soltar lastre, huir de institucionalizados grupos, agrupar amigos, amigar diferencias, sacarle la miga al pan y beber del vino de la pasión.
El controlador es el controlado; el controlado un prisionero de la irreal perfección.
La lluvia que moja, la oportunidad aceptada, algún tren que se escapa pero muchas conversaciones en la estación, el riesgo que te enseña, el cambio permanente que escapa a todo control…
La seguridad está en aceptar la inseguridad (Pi)

01 diciembre 2012

Relaciones ¿de amor?

Las relaciones de pareja son convivencias múltiples. La imagen que tienes de ti, la imagen que tiene de ti, la que tienes de tu pareja y la que tiene ella de sí. A todo esto se añaden las imágenes de suegras con sus respectivos suegros y tenemos un conjunto de relaciones en busca del individúo perdido.
Individual termina en dual, cosa muy sospechosa. Para terminar con las dualidades hay que observarse tal cual uno es, sin mentiras y entonces todo cambio será posible pues nada puede cambiarse que no haya sido aceptado previamente.
A veces las personas se unen por necesidad (palabra que no significa amor), otras por comodidad, por miedo a la soledad, incluso, a veces, por amor. En cualquier caso, el ser humano debe relacionarse para expandir su creatividad e inteligencia pero ambas cosas quedan enterradas cuando el amor se esconde tras la alfombra del ego.
A las imágenes creadas y a las necesidades y miedos se añaden las palabras, que como bien sabemos, nunca son la realidad sino meras descripciones. Se sortean “te quieros” a diestro y con mucho siniestro y cuando hablamos de un “te quiero” en plena faena de cama, habría que especificar a qué parte del cuerpo se refiere uno. La realidad son los hechos, no me digas "te quiero" ni si quieres un té, ¡Quiéreme!
Así pues, vivir en pareja sin imágenes ni miedo a la soledad se hace difícil siempre y cuando mi felicidad sea dependiente en su totalidad de mi pareja en lugar de ser feliz por mí mismo y compartirlo con mis relaciones de amor. No olvidemos que enamorarse de sí mismo, (más allá de narcisos y narcisas), puede ser una relación de por vida.

18 noviembre 2012

Definiciones

La soledad es demasiada compañía consigo mismo.
“Mismo” es un vertedero de recuerdos del que hay que salir.
Salir significa entrar afuera.
Afuera se entra sin pasado.
En el pasado no hay amor.
El amor no es la palabra amor.
Y este es el comienzo de un final
que es la puerta de otro principio
que está por venir.

Gloria (expresiones populares)

Cuando Gloria me dejó... me quedé sin pena, lo juro, pero también sin Gloria.

06 noviembre 2012

Tímidamente valiente

Ahí está, presidiendo ese banco del parque, tan bonita, tan femenina, cada vez que la veo me entra un no se qué, que qué se yo. Hoy he decidido sentarme al lado de su lado más cercano, de esa mirada que no me mira, de esas piernas tan largas y ordenaditas, de sus labios que leen un libro donde quiero aparecer de protagonista.
Me acerco. ¡Qué nervios! ¡Qué mujer! Cuando la veo mi corazón hace footing.
Silencio………………………………………..........................

Ahí se ha quedado, tan bonita, tan femenina, leyendo un libro donde un día apareceré yo; ahí se ha quedado mi atrevimiento y me voy con la timidez, con todas las palabras nunca dichas, sin sentarme a su lado, sin…
¡Un momento! Ahora mismo voy otra vez a pedirle que me devuelva mi valentía.
(Inspirado en la viñeta del gran Quino)

04 noviembre 2012

Silencio es una palabra y la palabra no es silencio

Hoy ha habido motín de palabras. Quería describir la libertad y todas las palabras han escondido sus letras más allá incluso del folio en blanco. Una exclamación me ha informado que si describo la libertad las palabras quedarán presas en el texto y el contenido se inundará de interrogantes. Se han amotinado en torno al Capitán Silencio. Así pues, no será difícil deshacerse de él pues si lo nombras desaparece, que ya desaparece… Silencio.

14 octubre 2012

Apetencias

Me apetece llegar antes del pasado, sentarme en esa mesa con los pies en la silla y descorchar el champán por cada error cometido.
Me apetece ser el capitán de lo que hago, el libertador de lo que pienso y el notario de lo que digo.
Me apetece abrazar sin pensamiento y sin pensamiento levantarme despojado de recuerdos que engañan a la mañana.
Me apetece dormir en la realidad, aparcar en el próximo meteorito, beber del agua que nunca hay que decir, pasear al aire mis canas.
Me apetece tirar la piedra y enseñar bien mi mano, hacer lo que sé hacer y comprometerme con mis compromisos.
No me apetece comunicar con palabras lo que nunca se ha escrito.
No me apetece fingir para agradar a fingidos ni vender un trocito de mi claridad para ascender al pozo de billetes mal conseguidos.
No apetecen medias naranjas ni dejar nada a medias sino beber zumos, conocer su acidez y disfrutar de sus jugos.
No me apetece ser patriota ni fiel ni miembro ni tampoco socio, partidario o militante ni mucho menos fan, aspirante ni quiero.
No me apetece dejar de hacer lo que me apetece y sé hacer incluso sin haberme apetecido.
Me apetece apetecer para sentirme vivo.
Me apetece vivir para apetecer las cosas que digo.

02 octubre 2012

Sociedad neurótica

No sé hasta donde llegará el ansia de que todo esté perfecto, impoluto. Ya de primeras, cuando eres niño, va y te prohíben suspender, fallar; es como si a una mosca le prohibieran darse un coscorrón con un cristal, la muy torpe. Así pues, ya mayores, reprimen sus insuficiencias y se juntan solo con notables en busca de sobresalientes. Algunos sobresalen tanto que acaban con tranquimazin como amigo más tranquilo.
En estos tiempos hay que programarles bien. Ya no pueden jugar a indios y vaqueros, no vaya a ser que de mayores no respeten las minorías, aparte de que pueden despertarse deseos de comprar armas. ¿Y dónde están las vaqueras e indias? A ver si encima va a ser un juego excluyente.
Hay pruebas de ingreso en colegios, piscinas, talleres, teatros, equipos deportivos… a este paso harán exámenes de ingreso para sentarse en el caballito del tiovivo a riesgo de que sus carencias le hagan tener un mareo. No vale con ser suficiente, aparte de reprimir las insuficiencias hay que ser al menos algo notable para acceder a los grupos que te “normalizan”
Por otro lado, hay que tener cuidado con que los niños se traumen. Así pues, a la exigencia en una dirección y solo una, se le une el pasotismo en las otras direcciones.
Así está prohibido que vean la enfermedad del abuelo, pobrecico el niño, no debe ver cosas tan raras como enfermos, moribundos… debe disfrutar. No se le puede levantar la voz no vaya a ser que de mayor el psicoanálisis revele que ha perdido el trabajo por culpa de que su madre un día le gritó y le quitó el chupete antes de tiempo. Llegamos entonces al punto que le echan del trabajo, porque a falta de chupete lo único que hacía era tocarse los huevos y su madre denuncia a la empresa por estresar a su hijo que siempre superó con nota todos los exámenes de ingreso.
Por último, para normalizar al ejército de personitas sin futuro, se les enseña a identificarse para no ser como el raro de la clase y así de mayores eligen zurda o diestra de ideas creyendo que están haciendo algo muy importante apoyando al pelota de la clase que por fin ha llegado a líder del partido.
Entre exigencias para normalizar y esconder lo incómodo, lo molesto… va pasando la vida en una irrealidad que hace que esta sea una sociedad neurótica, sin futuro y enferma. El ser ha perdido la guerra con la apariencia.

06 septiembre 2012

Inspiración pasajera

Ya viene la inspiración,

tan fugaz y pasajera que,

llegados a este verso,

se marcha con las letras,

la rima y el final.

07 agosto 2012

Realidades modernas

Jamás se puede cazar un instante. Al ver a los jóvenes deportistas en la inauguración de los juegos olímpicos atendiendo al móvil y cámaras que tenían en sus manos en lugar de vivir con todos sus sentidos el momento que les estaba sucediendo, me vino a la mente la confirmación de que los humanos somos los animales más brutos de todo ecosistema.
Ahora, vivir significa recordar, la inexistente felicidad se guarda en varios “megas” y algunos suertudos poseen innumerables “gigas” para almacenar… su tiempo mientras la vida pasa delante de sus narices libre de “bytes” o “teras”
Ya no se lleva lo polifacético, ahora uno puede ser multiárea y queda algo cursi mirar las estrellas con la novia, mejor navegar por el ciberespacio.
Ahora que se margina la niebla dando paso a la alta definición, que la comida es rápida y la digestión indigesta, que las barrigas cerveceras ya son de “banda ancha” y que se pueden agrandar dos tetas al precio de una por oferta; ahora que lo precoz es la estupidez y la eyaculación lleva garantía de viagra, que las presentadoras del tiempo y el telediario tienen que estar buenas; ahora que sigue gustándonos que nos digan qué pensar, que nos creemos mejores por nacer en un sitio y lloramos por millonarios que meten una bola; ahora que ya no somos humanos sino mentes controladas y guiadas por identificaciones, el mercado y el sistema; ahora que todo es imagen… la realidad es lo que haces mientras no piensas.

17 julio 2012

Preguntas

¿Me he puesto a pensar porque algo me ha dado miedo o algo me ha dado miedo porque me he puesto a pensar?
¿He ingresado en ese grupo para no estar solo o estoy solo porque he ingresado en ese grupo?
¿Tengo esta determinada ideología porque me llena de verdad o creo en ella porque si no me identifico con algo me siento vacío?
¿Vivo mi propia vida o la vida que los demás (cultura, familia, sociedad…) esperan de mí?
¿Me siento culpable por lo que ha pasado o para no seguir afrontando la realidad?
¿He sido solidario para que vean que lo soy o lo que soy no hace falta demostrarlo?
¿Adónde fue la oscuridad cuando entró en la habitación la luz?
¿Sufro mentalmente por lo que pasó o por dirigir la atención al recuerdo de lo que pasó?
¿Vivo la realidad o la realidad programada por mi cultura y condicionamiento?
¿Estamos destrozando el mundo porque progresamos o progresaremos cuando no destrocemos el mundo?
¿No nos cuestionamos por orgullo o por miedo a conocer la verdad?
¿Haremos preguntas o seguiremos atrapados en el atractivo de las inmovilistas y dogmáticas respuestas?

15 julio 2012

Del 8 al 21 por ciento

Que no, que no fue a la peluquería por el muerto sino por la gente que le iba a ver en el funeral, presumida que es una.
Llegó toda despeinada después de enterarse lo que costaba ahora condenar a la guillotina varios pelos y ordenar (democráticamente, eso sí) los que le quedaban con un buen recogido; total, a los pelos solo les preocupa si están a la izquierda o a la derecha, se dejan peinar y se les puede engañar con un poco de gomina.
No había nadie en el funeral. Ahora vale mucho dinero enterrar a un muerto así que llevaron al difunto a las puertas de la “Peluquería Moncloa” (donde el pelo echa raíz) con los pelos alborotados, despeinados, totalmente anárquicos de tanto recorte de uno u otro barbero. Apenas se veía un pelo de tonto entre la plantilla de la Moncloa pero sí muchas canas y teñidos intentando mantener esos puestos que les permiten tener buen tinte para toda la vida por siete años de lavado en buen asiento.
Ya no se puede ir al cine con estos precios, así que no es de extrañar que se monten películas fuera de las pantallas más allá de Eduardo Manos-Tijeras o zarzuelas de un sevillano barbero.

06 julio 2012

Lo normal

Desde la Edad Media donde lo normal era quemar en la hoguera a quien introducía dudas sobre lo religiosamente establecido y recordando la Alemania nazi en la que fue normal elegir a Hitler democráticamente… llegamos a la actualidad.
Actualmente es normal en occidente que vaya antes a la cárcel el que roba un chorizo que un chorizo que robe al pueblo. Hay países donde es normal que la mujer sea ejecutada si abandona al marido, otros donde el marido puede tener muchas mujeres y otros (todos) donde la mujer por norma gana menos dinero. También parece ser adecuado fingir en sociedad y delante de tu jefe si eso supone aumento de sueldo.
Es normal hacer el tonto y poner caras extrañas si de pronto te enfoca un cámara de televisión en unas fiestas; en el caso de ser varón, hay que emitir sonidos guturales de manada intensos.
Parece normal sentirse patriótico y morir por ello, como normal es sentirse superespecial por nacer en un sitio como si fuera garantía de que tu persona mejora por ello. Es del todo normal que los ejércitos se pongan a rezar antes de una guerra para incumplir lo que rezan y todos sus mandamientos; como aceptado queda totalmente que en los desfiles de armamento se lleven imágenes y símbolos de los que dijeron “no matarás” y todos aplaudan tan contentos.
Para hablar a los ancianos enfermos en las residencias hay que poner voz como si fueran tontitos, igual que se hace con los bebes, cuyo requisito principal de lo socialmente correcto es decir lo guapo que está el crío y sacarle algún parecido.
Es normal criticar el reparto injusto de la riqueza mientras se hacen loas a millonarios deportistas y criticar al banquero excepto si te enchufa al hijo en un buen puesto.
Es de personas equilibradas asistir a bodas, entierros y demás actos sociales donde la relación con los protagonistas es de ausencia total de relaciones pero con lazos familiares de por medio.
Es normal aparentar, mentir y fingir, eso es de realistas y maduros, a riesgo de mostrarse tal como uno es y quedarse fuera de la normalidad que reina durante todos los tiempos.

05 julio 2012

De buitres, miedos y vuelos

Muchas veces queremos surcar los cielos y nos sujetan las alas. Volar más allá de lo establecido se torna difícil pues el cielo es inmenso y aparece el miedo. A veces no tenemos miedo de la luz, tenemos miedo de que nuestra luz ilumine demasiado.
El martes tuve la suerte de ir al Gaztelu con mi montañera amiga. La primera vez que fui apareció un jabalí como ya relaté entonces y esta vez vimos atrapado a un buitre que luchaba por salir de un abrevadero con forma de piscina.
Estaba agotado pero intentaba agitar las alas mojadas para volar y no podía y tenía miedo y todo estaba en contra… pero con miedo, con todo en contra y con las alas en malas condiciones lo intentaba. Es su naturaleza de la cual no reniega; con miedo y dificultad se pueden hacer cosas.
Antes de irnos dimos aviso para ver si podían rescatarlo de las trampas artificiales que fabricamos los más animales de todos, estos homínidos llamados humanos; y hoy me lo imagino volando de nuevo los cielos, con miedo, con alegría, con dificultad, con altibajos, pero volando, sin renegar de su naturaleza, mostrando toda su luz, pues nadie puede cortar las alas de los sueños cuando uno supera el miedo a desarrollar lo que lleva dentro.

Luchando por salir. Esperemos que ya esté volando

26 junio 2012

Realidad y equilibrio

Hay una obsesión tremenda con la palabra “positivo”. Vamos a llegar al punto de que se te muera un hijo y haya que rechazar estar triste por ello. Supongo que no va a ser muy popular el que me ponga a cuestionar lo “positivo”
Si rechazo las emociones como lo que son, si tengo que estar siempre positivo, no tendré sangre en las venas, seré un autómata, una especie de supermán venido del espacio.
El secreto de la vida equilibrada está en qué hacemos mientras experimentamos dolor emocional, sufrimiento… si nos dejamos arrastrar por ello o si afrontamos la realidad sin evasivas ni fingimientos positivos y nos ocupamos más si cabe de nuestra vida, relacionándonos, aceptando lo que ocurre y desarrollando hábitos, que no pensamientos, que nos lleven de nuevo al bienestar.
Está de moda “lo positivo”, así como está moda evadirse de la realidad. Vicente Ferrer, por ejemplo, no ayudó a tanta gente poniéndose a pensar en positivo, en lugar de pensar se puso a actuar.
La realidad no va a cambiar pensando en positivo pero sí que uno pensará en positivo si se encarga de la realidad.

18 junio 2012

Don nadie

Me llama una compañía de teléfono con una oferta mejor. La operaria no tiene responsabilidad de las estupideces que le obligan a decir por cuatro perras. Don Leonardo me llama. Siempre he pensado que tengo nombre de señor mayor pero me gusta, Leonardo, Leo, Leonhart, "león fuerte" significa. A veces en lugar de rugidos emito silencios incómodos, otras sonrisas tranquilizadoras y algunas veces hasta rujo, ¡Qué palabra! Rujo. Me recuerda a rojo y rojo a Osasuna. Fútbol, cuánto dinero mueve el fútbol. Llega la Eurocopa y la gente se pone a adorar a millonarios y hasta algunos lloran y todo por ellos. Cualquier escape vale para evitar la realidad, todo tipo de adicciones, hacerse de un partido político o apuntarse a una religión, creerse el rollo ese de las patrias o quizá escribir en un blog y algunos hasta se casan. Casan me recuerda a cansan y cansan a casa. En casa hay teléfono y muchas veces te llaman para hacerte una oferta mejor de telefonía donde tu nombre va precedido de un “Don” cuando de sobra sabemos que para ellos somos Don nadies.

07 junio 2012

Cielos vacíos

Las pequeñas manos agrietadas del niño Cheng embalan la caja donde viajará el juguete con el que no va a jugar. El oso que quedó aislado en un gran iceberg no hizo el master en cambio climático ni sabe que es un oso polar, solo que se aleja sin rumbo como sin rumbo sale el CO2 donde trabaja Liam con su ventolín, su asma y el salario mínimo que mínimamente le van a pagar.
Judith se manifiesta en contra de la globalización con sus vaqueros de marca, coca cola en mano para no decaer y habiendo quedado por las globalizadoras redes sociales en medio de símbolos contra el capitalismo del que su coche y su móvil no pueden escapar.
Salim se cita a ciegas con Esther mientras la palabra identificación hace estragos en falsas bodas organizadas según casta, religión y tradición al canto; al mismo tiempo otros esprintan camino al altar presionados por diversos miedos a acabar de modistos vistiendo santos.
Miguel aplaude a rabiar en el mitin que ofrece el líder de su partido mientras se divide de los de el otro partido que se dividen del de más allá mientras las cosas importantes y humanas se alejan cada vez más.
El cielo está vacío cuando las mentes están llenas de identificaciones grupales que te dicen cómo, qué y cuándo pensar. El cielo está vacío cuando las aves migratorias ya no saben por donde migrar, el cielo está vacío cuando escondemos el sufrimiento y miramos atrás. El cielo está vacío cuando la mente no está en libertad.

30 mayo 2012

¿Dónde poner la atención?

Había multitud de gente que se parece a otra gente en un parque escuchando a uno con cara de sabio que se parece a otros sabios, túnica budista y aire de trascendencia mística o qué se yo.
Me acerqué como se acercan los gatos, sigilosamente para no molestar y pude oír que hablaban de la atención, respirar, el ego y un largo etcétera de cosas que se parecen a otras cosas que ya hemos oído.
Mientras hablaban de la vida y la atención un ruiseñor que no se parecía a otros ruiseñores revoloteaba junto a un niño totalmente único en ese momento, con harapos que se parecen a cualquier harapo, que estaba sentando justo detrás de ellos en un árbol majestuoso y con un cartel que decía: “Estoy aquí”

28 mayo 2012

Tres noticias

Hoy me he encontrado con tres noticias reales (sí, reales) del mundo.
Primero he leído que una mujer en Nueva Jersey ha sido despedida por tener pechos grandes que provocan distracción entre los empleados. No sé qué comentarios puedo hacer a esto. Supongo que no despedirán nunca a sus compañeros por tenerlos cuadrados o directamente tocarse los huevos. Por otro lado están los políticos que tienen la teta del estado para mamar unos años suficientes (siete) y asegurar la pensión por el tremendo trabajo realizado. Y es que si Afrodita-A apareciese de nuevo, atacaría con sus “pechos fuera” a todo Mazinger que osase a enviarla al paro por tener un par…
Por otro lado, tres mil chinas compiten por un millonario en televisión, tienen que medir al menos uno sesenta y ser vírgenes (exigencias del tipo) Amor a primera vista de cuenta bancaria, flechazo de estupidez, la autoestima perdida, el mundo enfermo, la sociedad decadente y la Magdalena que no podría irse con este individúo ni su dinero.
Por último tenemos a un joven que pide dinero en Internet para recuperar un perro que le robó su novia. Y es que la vida es muy perra, se paga por ladrillos y también por ladridos, hay novias que secuestran perros y perros que sacan dinero de tontos del bote que no tienen otra prioridad que colaborar en “salvemos a los hijos de Perdy de Cruella de Vil” Ya llevan 700 euros recaudados.
Y así va pasando el día, entre primas lejanas que tienen mucho riesgo, bancos rescatados por el mismo pueblo al que le cobran interés, tetas que ofenden, millonarios de estupidez y perros secuestrados mientras secuestran la inteligencia y nuestro dinero.

24 abril 2012

Permiso para fallar

Hacer las cosas mal es muy interesante. Por un lado sales de la dinámica absolutista y dictatorial de la semilla implantada en los cerebros de buscar lo perfecto; por otro lado no hay manera más rápida de aprender que cuando las cosas salen mal sin sentir culpa por ello.
El placer de no ser aprobado por todos, sacar un cuatro coma cinco en el examen de lo socialmente correcto, elegir qué quiero en lugar de querer lo que elijan por ti, reír solo cuando tienes ganas y buscar las ganas de reír.
La tranquilidad de no agradar a todos, conseguir no lograr lo que uno se propone y proponer nuevas cosas disfrutando mientras las propones, divorciarse de lo previsible, pensar en la mujer del vecino sin confesarse después, confesar el amor por la persona que tienes al lado, huir de lo eterno, comerte el instante con patatas, hacer excepciones excepcionales.
Huir de los “te quieros” y hacer por querer, vivir tu vida pese a las vidas que te indican cómo vivir, dejar de controlar todo para que todo no te controle a ti, bailar sin pensar si lo haces bien, no dar nunca el cien por cien (¡Por dios, qué cansancio!), abrir la puerta a las dudas, cuestionar lo que te enseñan y cuestionar lo que tu mismo crees.
Hablar bien de ti mismo huyendo de la palabra humildad, escaparte a toda leche de la política y de todo grupo ideológico que busque tu cerebro, tener pelotas para no hacer la pelota, no intentar caer bien a la familia de tu novia, saber que tu novia no es tuya y sobre todo que no eres suyo.
Darte permiso para fallar, que entre por un oído y salga por el otro todo halago y toda crítica, no buscar destacar, destacar lo que buscas, disfrutar de lo que haces dando una patada a la palabra resultado, resucitar cada día sin elegir pensamientos pasados, disfrutar sin más, no dar vueltas a la realidad, atreverse a pensar, decir y hacer por uno mismo. Vivir coherentemente… ¿Es posible?

17 abril 2012

Cruzando puentes

Unos arriesgan su vida para aprender, otros se quejan de que la vida es un riesgo.
Algunos cruzan puentes, otros se quedan en la orilla.
Muchos relatan sus buenas intenciones, unos pocos las llevan a cabo.
Valiente es el que cruza sus puentes pese al miedo.

Niños yendo a la escuela en Indonesia


02 abril 2012

Taleh

Un impacto seco, el corazón ya no baila canciones africanas, su madre grita horrorizada, Taleh cae al suelo.
La bala salió del rifle de Falou que obedece órdenes y las órdenes no se cuestionan, su general le dio el rifle que le llegó de manos del político que aspira a mejorar el país, en manos de otro político que también aspira a lo mismo. Ambos no aspiran sabiduría.
A estos el rifle les llegó de la partida que los países occidentales ofrecen en armas de contrabando. Un país está por encima de un individuo, la patria es lo primero pues somos seres civilizados no como los leones que no sienten orgullo de haber cruzado de una frontera a otra.
Las armas que llegaron por negocio tienen el visto bueno del político occidental que tiene el visto bueno de sus votantes; oye que si no votas no tienes derecho a quejarte aunque pagues a hacienda. Aquí también es más importante la patria; en lugar de leones hay osos, qué tontos los osos, no saben si están en España o Francia  y se pierden el orgullo de sentirse patriotas, correteando por ahí detrás de las osas sin saber que son osos de un país u otro.
Así llegamos al ciudadano de a pie, que clama al cielo por la muerte de Taleh y que sigue votando al político al que echar la culpa mientras ve tranquilamente la televisión, creyendo ser zurdos o diestros de ideas, aceptando lo que le dicen, enorgulleciéndose de su ideología a la cual pertenecen, prisioneros de identificaciones, muy lejos, demasiado lejos de la libertad.
Taleh cayó derribado por una bala que empuñamos todos, el que no quiera verlo que no lo vea. Un día el mundo explotará de ceguera.

23 marzo 2012

Mismo corazón

Dibuja una mirada lejana con su lápiz de ojos que el espejo se encarga de acercar; lleva puestos los vaqueros que se regaló a sí misma, el collar de conchas marinas, su blusa preferida y el pelo recogido con una bonita coleta.
La calle está en blanco y negro. Entre los escombros aún queda sangre, locura, estupidez… Los ecos del pasado retumbando por las paredes, balas perdidas, muertes encontradas, jardines de polvo, el tren que no llega, el baile de la muerte, las flores arrancadas…
Sarah navega por las calles, paso firme, aportando color a los caminos, un rayo de luz en un eterno eclipse. Se encuentra con Dejan en la antigua sede de correos. Allí aún quedan cartas que leen todos los días, cartas escritas sobrevivientes del mundo de la pantalla. Esperanzas lejanas, amores ocultos a direcciones privadas, el rumor de la guerra, el hijo que no viene, cinco besos y un abrazo, pequeñeces que engrandan.
Se dan un beso y preparan una mesa para la comida que ha logrado reunir Dejan. Banquete entre los únicos supervivientes de un pueblo arrasado como otros porque la gente priorizó la ideología sobre lo importante, porque no se compartió la diferencia y no prevaleció lo que a todos une, porque la gente necesitaba depender de la política para entretenerse con lo absurdo, porque la división era entretenida y bajo la alfombra quedó el amor.
Sarah y Dejan son de etnias diferentes y de mismo corazón.

02 marzo 2012

Aspirante a mediocre

El origen de la palabra mediocre vine del latín medicocris (medio, común, intermedio) Ocris significa montaña o peñasco. El que se queda a mitad de la montaña. Ahora se usa de modo despectivo pero qué hay mejor que disfrutar del camino, del paso, sin la palabra cima en la mochila.
Ser mediocre es difícil pues desde bien pequeñito te enseñan que hay que sobresalir (de ahí creo que vienen los coscorrones, de tanto asomar la cabeza) También te enseñan que, pese a que eres feliz en un determinado momento de tu vida, merece la pena el sacrificio de intentar ser mejor de lo que eres. Es decir, que una abeja no esté contenta consigo misma, no sea ella sino que produzca una miel de mejor calidad; es decir: abandona la perfección de la naturalidad y haz lo posible por destacar.
Las oposiciones a mediocre son las más difíciles en la medida que el opositor tiene que oponerse a ser diferente de lo que es. Cuando la imagen es más importante que tu propia realidad, hay que generar un desgaste tremendo para mantenerla y eliminar la imagen para ser lo que uno es requiere mucho atrevimiento, vamos, un par.
Que lo que hagas te defina resulta difícil, es más fácil intentar convencer a los demás que eres lo que dices que eres, no lo que haces. Así, los aspirantes a mediocres, que aspiran a alejarse de las imágenes, a evitar la necesidad de aprobación, de sobresalir… tienen la ardua tarea de ser equilibrados, medios, valientes.
Si la tensas demasiado, la cuerda se rompe, si la aflojas en exceso, no suena la guitarra.
Dirige tu orquesta siempre en armonía, instálate en el medio.

23 febrero 2012

El medio es el fin

No quiero el premio, me apasiona merecerlo
No quiero títulos, quiero saber muchas cosas
No quiero la cima, prefiero disfrutar la montaña
No quiero aplausos, quiero compartir lo que llevo
No quiero enchufes, mejor echarle huevos
No quiero reconocimiento, ya sé quién soy
No quiero ser discípulo, soy mi maestro
No quiero el sol, llevo mi faro
No quiero boda, el amor no se organiza
No quiero suerte, prefiero fabricarla
No quiero facilidades; más difícil, mayor recompensa
No quiero el extremo, sino lo del medio
No quiero esperanza, ahora empiezo
No quiero huir, aquí me tiene el miedo
No quiero la indecisión, prefiero equivocarme
No quiero el refugio, mejor el coraje
No quiero palabras, solo hechos
No quiero puntos finales sino
dirigir mis puntos suspensivos
Eso quiero…………………

08 febrero 2012

Espacios y abandono

Era un pasillo eterno, de esos que se alargan a medida que avanzas. Caminaba entre espacios de incertidumbre, por los huecos de lo inesperado. El habitual murmullo y algún que otro grito lejano simplemente hacían el pasillo más silencioso, más quieto, atemporal…
Entre pared y pared mis pasos, abriendo espacios a cada pensamiento, recogiendo ideas que caían por los bolsillos a medida que avanzaba.
Por fin apareció. Al final del pasillo estaba Víctor, que se dio cuenta que venía y el pasillo era de un minuto, de esos que acortan a medida que avanzas. Los espacios se reducían, la certidumbre de la alegría nos acercaba. Los murmullos de los otros residentes acompañaban al estruendo de la sorpresa.
Entre pared y pared nuestros pasos, cerrando espacios sin pensar, sin ideas, la amistad avanzaba. El abrazo.
Su familia hacía quince años que no iba al psiquiátrico a visitarle; tenían adoptado, sin embargo, un niño de un país lejano por doce euros al mes. Muy solidarios.
Las caretas que cubren la miseria de la vida que se va por las alcantarillas de la hipocresía, de los cobardes, de los que guardan secretos que esperan ser gritados.

01 febrero 2012

Según como mires...

A Laura hoy la cama le ha empujado a la mañana mientras el despertador le tiraba del pelo. Mientras iba al trabajo observó un sucio charco que salpicaba a los peatones cuando lo pisaban los coches.
Andresín, sin embargo, vio reflejado un rayo de sol en el mismo charco y sonrío pensando que muchos trozos de luz impregnarían a los viandantes salpicados.
El gorrión simplemente sació su sed e inició otro vuelo sin darle más vueltas.

22 enero 2012

No te olvides de ti

Ese relámpago haciéndole una foto mientras mira la lluvia por la ventana. La noche trayendo pedacitos de cuarto creciente en la habitación de los niños. El espejo que roba las arrugas de Clara. Olor a mojado con croar de ranas.
El piano que llora dos melodías al amanecer, la mermelada del desayuno, el ayuno de ser acariciada. El viejo tronco que navega por el río, la ausencia que se ausenta cuando sale de madrugada y la soledad que abraza en sus sábanas.
Hoy es un nuevo día para Clara, hoy ha decidido agasajar a otra persona que cubra aquella ausencia. Se pone en marcha, por fin sale de casa, elegante, decidida… va a cuidarse a sí misma.

20 enero 2012

Con un poco de azúcar...

Mete cualquier emoción en la lavadora del pensamiento, razónala, dale vueltas, centrifuga y saldrá arrugada. La emoción no se piensa, lo que se piensa se alarga en el tiempo. Lo que resiste acaba rompiéndose, lo que controlas te controla, de lo que huyes te persigue.
La realidad no se piensa, se vive, relacionándote, colaborando, moviendo el cuerpo, probando, siendo útil, de todos los verbos elige el gerundio, hablando, tocando, queriendo, queriéndote, con un par, levantándote, saliendo de casa, escuchando a los pájaros, contando historias, jugando, atendiendo, aceptando el placer y también aquellas cosas que no se pueden cambiar; empieza nuevos hábitos, no me digas que no tienes tiempo; tú eliges, nadie por ti lo hará.…
Con un poco de ese azúcar… las farmacias se echarían a temblar.

11 enero 2012

De parejas, parejudos, novios y parientes

La pareja se compone de par (igual) y el sufijo despectivo eja. Algo así como igualejos, parecidejos. Atribuido a las relaciones de amor o parejudos, empieza el lío. ¿Nos juntamos por necesidad más que por amor, por miedo a la soledad, por amor verdadero? Cada uno sabe en su fuero interno la razón pero creo que la receta perfecta, siendo realistas (y ser realista es ver que necesidad siempre hay un poco), la relación perfecta se da cuando el tanto por cien de amor supera al de necesidad.
A veces, en España se usa popularmente entre los hombres el término parienta. La verdad que no es nada desacertado en muchas parejas que se ven por ahí, no en todas, solo que, quizá por machismo se olvida que también funciona al contrario, pariente. Muchas parejas con los años pasan de ser novios a parientes, de ilusionarse cuando entra por la puerta el amor de tu vida a tener el derecho de gritar y evitarse, unos auténticos parientes que no sé yo por qué hay que aguantar; se supone que a la familia no la eliges pero sí a los amigos y la pareja. ¿Por qué esa manía de dejar de ser novios para convertirse en marido y mujer? Abogo por novios, mucho mejor que ese proyecto de “parientes”
Los celos también cobran  un protagonismo particular. El miedo a ser desposeído de la relación que tengo no es amor. Es miedo, punto. Es señal de poca autoestima, sin mi pareja ¿Qué soy? ¿Qué me queda? ¿Hay otros-as mejor que yo? Si dejas de pertenecerme, de entretenerme… te odio. ¿Eso es amor?
El espacio y respiro entre las parejas es fundamental así como ver la realidad, una de las cosas más difíciles de ver, quizá por miedo.
Ser parejos no es lo mismo que ser pareja o parejudos que diría la etimología arriba mencionada. Quizá la solución esté en amarse y aceptarse lo suficiente a uno mismo y así estar preparado para compartir la vida con otros sin depender ni apegarse tanto a ellos, con amor, y el amor es libertad.

09 enero 2012

Las leyes del optimismo

Realismo
En las tormentas ser un junco, flexible a las sacudidas, adaptado al viento y erguido cuando pasa.
Equilibrio
Si no tensas no suena la música, si tensas demasiado se rompe la cuerda.
Adaptación
Todo cambia menos el cambio; el ave flotando entre las corrientes de aire, el río que sigue a cada instante. Lo que no se mueve caduca.
Presente
La cantidad de tiempo dirigido a pensar en lo que ya no está, en lo que debería, en lo que será, los “y si…” es equivalente al mundo ilusorio que te quita la energía de la verdad.
Obras
Solo existe lo que haces, lo que dices todavía no lo veo. Sembrar posibilidades a cosechar y no esperar al mejor momento pues puede que no estés, el mejor momento es ahora.
Libertad
Ni rastro de lo que esperan de ti; el pensamiento no manda, tú diriges lo que pensar; el abandono de las explicaciones cuando disfrutas; tirando la carga del pasado, el condicionamiento con que has sido programado; la libertad del instante.
Autoestima
No hay mayor estima por uno mismo que ayudar a los demás mientras se aceptan las limitaciones y no se rechaza lo humano.
Sonreír
Buscando los motivos para ello
Sin espera
La esperanza inmoviliza, ponte a ello disfrutando del camino independientemente si llega o no la meta. La meta es el camino.

Optimismo es optimizar por ti mismo (Pi)