31 diciembre 2011

Navidad, esperada navidad...

La eterna imitación y prolongación de lo previsto.
El regalo esperado sin esperas.
Ese niño del pesebre, sin techo y con un arma bajo el brazo.
Las uvas, pavos pavoneando; el juego de máscaras.
La meretriz que se queda sin aguinaldo.
La muerte de la creatividad, la fuga de lo inesperado.
Los camellos sin reyes repartiendo droga para celebrarlo.
Noches viejas que menguan a cada esquina.
Noches buenas para disfrazar días malos.
Solidaridad que se va de vacaciones el resto del año.
Pesebres en el mundo de la medalla de bronce.
En el primer mundo, rascacielos rascando el bolsillo.
La crisis de la que no se habla, la importante, la interna.
El año nuevo que jamás renueva…
La lenta agonía de lo humano.
Y el crítico de turno, las navidades criticando.

19 diciembre 2011

Entre espacios

Se mueven mis dedos al ritmo lento de Schubert mientras escribo estas letras. El violín me recuerda a una mujer muy ordenada y suave en sus gestos, probablemente hermana de aquella mujer que Picaso retrató en forma de guitarra. El té que tengo aquí al lado me lanza de improviso un golpe de olor reclamando otro sorbo.
A veces mis brazos se cansan si escribo. Así como los ojos están para escuchar las cosas importantes que dicen las personas con sus gestos, los brazos interpretan danzas engañosas para que les añadan la “a” y se sientan plenos en a-brazos.
Ahora hago así para arriba con los brazos estirándolos al cielo según pone en las recomendaciones para no sufrir tendinitis y otras enfermedades tontas que tontamente vinieron cuando bajamos de los árboles para andar a dos patas e inventar con la civilización el sedentarismo que mata el movimiento y aturde el cerebro.
La comunicación es importante, merece la pena hablar y hablar. La piel, cuando te duchas, va liberando células muertas y el cerebro lo hace hablando. Bailar, hacer el amor, tocar, desnudarse en la naturaleza y también escribir y compartir merece la pena para un buen descanso del cerebro. Tengo que hacer una llamada.
Ya estoy aquí de nuevo, golpeando con más brío las teclas. La prioridad es no hacer mucho tiempo lo mismo, la novedad mantiene vivo al cerebro y la prioridad de las prioridades es salir de uno mismo atendiendo a otras personas, cuando atiendes no hay tiempo, solo atención. Eso ocurre, la atemporalidad, cuando no hay ni rastro de pensamiento de uno mismo en el cerebro.
El piano me relaja ahora, la tierra se mueve, el sol, el universo, la vida se mueve y agua que se estanca se pudre, pero hay que saber buscar el espacio. Siempre hay un espacio entre dos notas si se atiende y solo así hay armonía en el concierto, hay que buscar el espacio entre la defensa para que entre el balón esquivando al portero y también lo hay entre dos pensamientos. En esos espacios se muere el “yo” y empieza el universo.
Dejo un espacio                           y ya mismo paso de las palabras al movimiento.

16 diciembre 2011

Eternidades de un instante

Cuántos comienzos se necesitan para explicar tantos finales.
Ese sueño a fuego lento que se cocina en lunas menguantes, el anillo que arresta al dedo acusado de acariciar diferentes madrugadas, la eternidad que fue engullida por el real instante.
Cuántos  comienzos más habrá que escribir cuando las comas superan los puntos finales. El etcétera de las medias que caen a media noche, las palabras que se callan para que las manos sigan adelante, vestir el cuerpo de la desnudez alérgica a ropas que impiden acariciarse.
Cuántos comienzos habrá que disimular para no explicar la historia de aquellos puntos suspensivos que puedes rellanarlos en cualquier parte….

07 diciembre 2011

Vivir haciendo

El abrazo más que un simple “te quiero”, ofrecer la mano que no “cuando tenga tiempo”, tirarse de cabeza sin “un día de estos empiezo”, mojarse en lugar de “cuando tenga paraguas”, vivir sin… “qué dirán”, sin veleta, escuchando el viento.
Solo una cosa hay: los hechos. Lo que haces te define, no lo que dices. La realidad del hecho frente a la ilusión de la imagen. No sirve el título, la posición, la cima, el éxito, no, que no sirve la imagen, estás tú contigo mismo y solo sirven tus hechos. Jamás habrá transformación sin relacionarse de frente y de frente lidiar con lo que viene mientras aprendes haciendo.

24 noviembre 2011

Siempre hoy

Puedes halagarme, insultarme, robarme un beso, mirarme de reojo, atracar el corazón, cotillear cuando me vaya, viajar por mi cuerpo, aterrizar en mi mente, olvidar recordarme, mandarme a paseo, pasear con mis abrazos, recordar mi ausencia, hacer el amor, deshacerlo, tirarte de cabeza, llenar la piscina, decir te quiero, querer un té, jugar al escondite, dejar que te encuentre, hacer trampas con la mirada, columpiarnos en la luna, amanecer en la noche, abandonar mi mirada, divorciarte de mis palabras, callar por los codos, saltar el arcoíris, hacer concurso de caricias, darme la mano…
Pero que sea siempre después de ayer y antes de mañana.

19 noviembre 2011

El vendedor de palabras

-¡Vendo palabras! ¡Vendo palabras!  Repetía una y otra vez mientras escondía la cabeza en el gorro de piloto para que no le entraran los copos de nieve.
Tenía arrugas de 80 años, piernas que pedían socorro, ojos muy escondidos y mirada de 20.
-¿Qué palabra quiere usted? –me preguntó mientras una ambulancia paraba justo al lado.
Comprendí rápido a qué venía la ambulancia así que hice una seña a los celadores y al psiquiatra para que me dejaran unos segundos.
-Quiero la palabra sueño.
Entonces escribió rápidamente en un trozo de tela vieja que sacó del bolsillo y desapareció sin ofrecer resistencia en la ambulancia entre un rastro de luces y nieve.
Cuando leí lo que ponía en el trozo de tela quedé tan asombrado… que desperté.
Siempre me pregunto qué hubiera pasado de haber elegido otra palabra.

12 noviembre 2011

Cortar y lavar

Muchos pelos de la cabeza protestaron
cuando regalé un trozo de infinito
a esa mujer que llevaba por timón sus caderas.
No tener ni un pelo de tonto es complicado
pues no te da opción a la sorpresa, así que
en la peluquería trato de conservar alguno.
Veo cómo caen y llevan consigo su historia:
alguna caricia, golpes de viento, enredos y tirones,
varios de punta, juegos de manos y alguno revuelto.
Suelo avisar a la peluquera que se cuide mucho
de no cortar alguna idea que asome incipiente
por la cabeza.
Ya renovado, alguna cana asoma en este día de aire.
Y decido regalar trozos de cambio
a la primera mujer que pase sin timón ni rumbo
que no quiera tomarme el pelo...
mientras la melena empieza a despeinarse.  

31 octubre 2011

Ideas libres de ideologías

Las ideas te pertenecen, la independencia de elegir en tu cerebro, mirar más allá, hacerse amigo de lo improvisado como el vuelo del pájaro o el viaje del polen con el viento, establecerse más allá de lo establecido, salir de la fila, expresar sin el pasado, buscar otra manera de hacerlo, crear…
La ideología no te pertenece, acabas perteneciendo a ella y… ya no eliges, miras para el mismo lado, vuelas según sus normas, todo está establecido, no te salgas de sus filas, sigue las pautas…
Construye un cerebro independiente lleno de ideas nuevas alejadas de toda organizada ideología. Solo de lo nuevo nace lo nuevo.

03 octubre 2011

Ese constante fluir

Ni siquiera estas palabras
son seguras
El sueño que llama al futuro
y tropieza en el presente
El día que el cuerpo se despide
y el fruto que se lanza al vacío
La gloria del héroe olvidado
o cuando Gloria le dejó
El pentagrama que Beethoven
ya no oye
El trino juvenil del ruiseñor
que se convirtió en Señor Don
Tampoco es segura la vejez,
jóvenes llenos de tiempo
Ni la tristeza ni la alegría
son seguras
Ni la prosa de una tarde de verano
ni la poesía primaveral de la flor
Solo una cosa es segura:
La eternidad del río llamado cambio
donde si buscas permanencia mueres en vida
y si lo navegas vives una aventura eterna
donde siempre y para siempre
es hoy

28 septiembre 2011

Un paso por delante

Tengo una agenda donde puedo apuntar lo que voy a hacer durante el día.
Tengo un día que lleva la contraria a mi agenda.
Busco explicaciones a una vida
que para vivirla no necesita explicación.
Pero algunas veces apunto en el día
lo que voy a escribir en la agenda.
Y voy perdiendo las explicaciones en cada acción.

10 septiembre 2011

Pensar y sentir

Sentirse es experimentar la vida dentro de sí.
Pensarse es perderse en la memoria de la vida.
Sentirte es quererte sin porqués.
Pensarte es la semilla del condicionamiento.
Sentirnos es un viaje apátrida.
Pensarnos es poner fronteras que nos dividan.
Sentirles es viajar a su corazón.
Pensarles es alejarse de su camino.
Sentir es la poesía de la realidad.
Pensar, la prosa que distorsiona la vida.
Sentir lo que piensas es una alteración.
Pensar lo que sientes un descubrimiento.
Elegir lo que piensas…
Es el principio de tu revolución interior.

04 agosto 2011

Donde las calles no tienen nombre

El silencio es el lugar donde habita la sorpresa; el árbol aceptando vientos, lluvias o sol; el niño que nace llorando es silencio; cuando se encuentran las miradas sin un ápice de juicio o pasado; experimentar sin hacer experimentos; el león a punto de cazar es silencio; el espacio entre dos notas en medio del concierto; antes de descorchar el champán; un grito de júbilo u otro de desahogo también es silencio; dar la mano al enfermo; el silencio es atención; se siente y no se nombra pues si se nombra desaparece; es la libertad de estar en el presente y vivir de corazón. El amor y el silencio no son palabras sino sentir la unión.
Nos veremos “donde las calles no tienen nombre”:

25 julio 2011

Autorrealización

Lo llamaré esencia. Recordar cómo es uno y cuáles son las cosas que le gustan hacer centra el ser más allá de la memoria si se lleva a la acción. Puesto que el pensamiento es la actividad de la memoria y por lo tanto condicionado a más no poder, viene bien recordar la esencia de uno mismo y cuando el instrumento del pensamiento tiene un director, la esencia, el propio ser, lo utiliza para realizarse haciendo lo que siempre quiso hacer.
Resumiendo, la flor perfuma pase lo que pase, la abeja fabrica miel pase lo que pase, encuentra tu esencia y realízala pase lo que pase, en cualquier situación, vengan sombras, venga el mayor ejército enemigo o vengan luces y claros; la coherencia entre esencia, usar el pensamiento para vivirla y ponerla en práctica es garantía de lucidez y autorrealización, eso creo. Vale para cualquier edad, todo el mundo es útil en cierta manera, sea haciendo grandes obras, sea escuchando o acompañando sin más. Busca la esencia y realízala.

22 julio 2011

Salir de uno mismo

Prestar atención a los sentidos afina la memoria y aleja el ego pero es difícil por la falta de costumbre y la rutina aprendida e irreal de que todo gira en torno a uno.
El pensamiento viene y va pero uno puede observar y elegir en qué piensa. Acostumbrarse a elegir los pensamientos, afrontar las cosas como son y no como gustaría que fueran, ampliar la familia con amistades y ocuparse de los demás, sinceramente, creo que son recetas de increíble eficacia pero tienen un problema. Disciplina, solo existe lo que se aplica. Nos corresponde a cada cual decidir.
Dejo algo para afinar el sentido del oído y ser la música durante unos minutos.

18 julio 2011

Fórmula del estrés bancario

El test de estrés de un banco es proporcional al aumento de estrés de verdad entre sus clientes más la entrada de dinero público que curiosamente también viene de sus clientes, dividido entre los grandes accionistas, multiplicado por el miedo y la servidumbre hacia la banca de los políticos y todo ello elevado en las noticias al cuadrado.


07 julio 2011

Atención a lo que te rodea

Uno mismo decide estar o no aquí, escuchar más allá del silencio, enterarse de lo que sucede alrededor. El problema es que estamos adiestrados para no escuchar y divagar con el pensamiento apartándonos de las pequeñas maravillas que suceden a nuestro alrededor. Todo lo que pasa ocurre más allá del ego, solo hay que volver la atención hacia fuera y ocuparse de los demás seres que te rodean. La única oscuridad es el miedo y uno decide hacerle frente o huir. Hay mucha belleza en las cosas que se creen pequeñas si se sienten con plena atención.

03 julio 2011

Todo continúa

Cuando era niño, hace un par de ayeres, de vez en cuando salvaba las moscas de las telas de araña. Me sentía bien, creía que hacía algo bueno. Tardé en comprender que así como el agua moja y el fuego quema, la araña lo que hace es tejer y que cada vuelo de la mosca es una aventura y la armonía está en aceptar la naturaleza como es, con la lucha por la vida y la muerte como puerta a lo desconocido. Asimismo comprendí que el niño tiene su naturaleza inquieta y tampoco es su responsabilidad haber estropeado la comida a la araña permitiendo una nueva aventura a la mosca.
Lo importante es no quedarte en la propia tela que tejes en la vida, en tu propia mentira.
Lo importante es agitar las alas aún incluso cuando todo parece estar en contra.

27 junio 2011

La forma del corazón

La ausencia de máscaras, el ganador sin medalla, las vacaciones del ego, el vuelo del gusano, el sueño de una semilla, la luz de la luciérnaga.
La espalda de la luna, un segundo antes del beso, el arcoiris de la noche, la hierba mojada, la importancia de la hormiga, la senda no buscada.
La mirada sin juicio, la coherencia con la palabra, el barco que continúa como estas letras que avanzan, el instante moviéndose, la fiesta por nada.
La forma del corazón es el espacio que deja la ausencia de ego y el mirarse con muchas miradas.

26 junio 2011

El hombre del jueves

Las cuerdas de la guitarra queman, el calor golpea sus dedos antes de empezar el gran concierto. Viste americana azul, camisa negra con dos rotos cerca de la manga, del bolsillo izquierdo asoma la cabeza de un pequeño gorrión que se mueve inquieto. El blanco de una barba de cinco días gana al negro, pelo liso revuelto agitando un par de ideas y ojos de satisfacción.
Suenan las primeras notas y todo parece ordenarse en el tiempo. El escenario (un viejo remolque de camión) se presenta como un cuadro impresionista, las viejas sillas del público libres de personas excepto la señora Aurora, que, como de costumbre, se sienta dando la espalda al escenario mientras teje diferentes prendas llenas de pasado y el hombre del jueves toca lleno de la satisfacción de no poder evitar tocar, libre de aplausos y en armonía con la música que recoge el viento.
El pasado de esta historia es irrelevante mientras asome un divertido gorrión su cabeza de un bolsillo en un instante inacabado como inacabadas son las mejores historias que ocurren en la vida que nos empeñamos en asegurar en el inseguro tiempo.

20 junio 2011

Caminos de luz

Si te persiguen sombras es señal que estás caminando por la luz.
Si diriges la atención a las sombras haces una "malasombra" que no veas.
¿No sigue el sol iluminando sin parar por mucho que lo tapen las nubes pasajeras?
Pero recuerda algo, no es del sol de donde proviene la luz sino del faro en que te conviertes cuando recuerdas quién elige el camino, quién se hace respetar y quien avanza contra viento y marea.
La luz solo puede iluminar caminos que se recorren ahora y el secreto es creer en uno mismo mientras se resiste y se avanza.

11 junio 2011

Aceptarse

¿Y qué es eso de aceptarse?
Que a un pato rodeado de ruiseñores no le de vergüenza cantar; que un lobo aúlle sin esperar aplauso por el concierto; que al director de orquesta no le distraiga una mosca; disfrutar de lo que haces a tu paso no al de los demás; no interpretar para ser aceptado, no se acercarán actores pero aparecerán personas de verdad; seguir por mucho que te digan si ya sabes dónde vas; no dar entrada a los que te dicen que no podrás; dar el máximo es ser uno mismo al máximo y eres lo que haces compartiendo tus cualidades; no confundas rasgos de la personalidad con defectos; esa voz interior es el pasado, no le des mucho crédito; no preguntes quién eres, el fuego no se puede ver a sí mismo, solo puede arder y mientras arde ya es; lo que sientes sin palabras es el sonido más real que cualquier canción; los problemas van y vienen, no hagas eternos equipajes cada vez que aparecen; puedes decir no cuando quieras sin sentirte culpable, las cosas son como son y el sol sigue luciendo aunque se le crucen nubes; no te hacen falta maestros ni guías ni líderes pues si te aceptas tú eres el maestro, el guía y el líder que escribe su propio libro de interminable edición.
Aceptarse es jugar sin pensar cómo estoy jugando.

09 junio 2011

Aprendiendo a no buscar

La tormenta provoca un apagón e inmediatamente se levanta a buscar la luz. Cuanto más busca la luz más presencia tiene la oscuridad. Agotado de varios apagones se sienta en la oscuridad, acepta su forma y su color y descubre un nuevo interruptor en forma de linterna al que llama “atención”; allá donde se dirige se produce una gran intensidad y de allí donde se quita se produce un desinterés marcado. Es difícil usar esta linterna pero, como ocurre con toda habilidad, cuanto más se usa más diestro se vuelve uno. Al final solo queda preguntarse: ¿Dónde fue la oscuridad cuando al abrir la ventana entró la luz y acaso no sigue ahí la luz aún cerrando la ventana sentado en la oscuridad?
Si el silencio cuando se nombra desaparece, la oscuridad se intensifica si solo aceptas estados de luz.

04 junio 2011

Encuentros con un jabalí

Esta semana hemos visto un jabalí cuando bajábamos el monte. Por ahí iba, tan campante, sin ideología ni cuenta corriente ni siquiera a favor o en contra de la corriente, sin ganas de agradar excepto si se presenta alguna buena jabalina de curvas suntuosas y colmillos bien puestos, sin mañana, al día y solo en el día.
Mi montañera amiga me advirtió de su presencia y el silencio mató al tiempo y al espacio. Solo había atención, del jabalí hacia esos animales que dicen no ser animales y de nosotros al jabalí.
Como es normal, no le resultamos de interés, vio que no había peligro y se fue como si nada en busca de nada porque cuando tienes por casa un bosque y por planes de futuro solo hoy, solo queda disfrutar de la próxima sorpresa o huir del siguiente peligro.
Ya, ya, que no es realista esto. Bueno, hay que adaptarse al entorno donde vives pero se puede aprender algo de nuestros hermanos los animales. Quizá copiar su humanidad no siendo tan “animales” como somos al destrozar esas casas llamadas bosques como tontos que no saben que más allá del ladrillo nuestra casa es la tierra que más pronto que tarde se revelerá porque la tierra también es un ser vivo.

20 mayo 2011

Resiste y avanza

El sufrimiento es olvidar que no solo uno sufre.
El sufrimiento es personalizar el dolor.
El sufrimiento es un reajuste.
El sufrimiento es no compartir ni dejarse ayudar.
El sufrimiento es una oportunidad para conocer la fuerza.
La fuerza es avanzar regalando lo que eres.
Y lo que eres es lo que haces con los demás.

06 mayo 2011

No...

No intentes dar el cien por cien, simplemente da.
No intentes ganar, céntrate en lo que haces.
No lo hagas lo mejor posible, solo hazlo.
No desees más, disfruta el deseo.
No seas el mejor en nada, sé tú.
No batas récords pues tan deprisa no te enteras de nada.
No sonrías sin ganas, busca lo que te hace sonreír.
No quieras el nirvana, el nirvana eres tú sin ninguna técnica.
No quieras reconocimiento alguno, merécelo sin más.
No hagas la pelota a nadie, no seas cobarde, te volverás débil.
No te hagas muchos planes, cada día es un plan.
No intentes parecerte a nadie, es aburrido cuando algo se repite.
No hagas las paces, sé la paz.
No seas seguidor, comprueba las cosas por ti mismo.
No busques más, pues lo llevas contigo.
No seas lo que tienes, da lo que eres y recibirás más y mejor.
No, no, no… no dejes que te digan que no vales.
No, no digas que no al amor.

01 mayo 2011

Cabalgando...

Soy el guerrero que cabalga sin descanso que no el caballo
El conductor y no el conducido
Ninguna orilla sino el puente
El pentagrama donde se acomodan las notas
El vacío de un vaso
La música más allá del instrumento
El que tiene momentos débiles que no la debilidad
La fuerza que no el músculo
El que está de paso mientras el cuerpo pasa
El que falla que no el error
Ni dos de hidrógeno ni uno de oxígeno sino el agua que fluye sin remedio camino del camino por cualquier dirección
El que escribe pero no la palabra
No soy la semilla pero sí la energía que la impulsa
El capitán sin rango ni posición
El instante que va asomando la cabeza entre el irreal futuro y el difunto pasado diciendo: aquí estoy
El árbol, el pájaro, la vida que se manifiesta más allá de un “yo”
El guerrero que cabalga siempre hoy

20 abril 2011

Juan Nadie

Cuando no eres nadie (ni tu trabajo ni tu apellido ni tus muebles ni tu coche ni un punto o una coma) lo eres todo pues al dejar de identificarte mentalmente con estas cosas, prestas atención al mundo, es decir, a los demás y todo y todos se convierten en uno y uno tiene derecho a equivocarse, a errar y uno se siente grande porque el universo está en lo pequeño; y así vamos perdiendo el miedo a abrazar y el miedo se va cuando se va el ego.
Ahora cito un texto de "Juan Nadie" película de Frank Capra:
Voy a hablar de nosotros, los Juan Nadie. Si les preguntaran como es el Juan Nadie corriente no podrían decirlo porque es un millón de cosas. Es el señor grande y el señor pequeño. Es ignorante y es sabio. Es esencialmente honrado, pero tiene un grado de ladrón dentro de si. Rara vez entra en una cabina telefónica sin mirar en la ranura  por si alguien se ha dejado 10 centavos. Es el hombre para quien redactan los anuncios, aquel a quien todo el mundo vende cosas. Es el que siempre acaba pagando el pato y es la mayor fuerza del mundo. Si señor, si señor,  somos una gran familia los Juan Nadie. Somos los mansos que teníamos que heredar la tierra. Estamos en todas partes. Cosechamos, excavamos las minas, trabajamos en las fábricas, llevamos los libros, hacemos volar los aviones, conducimos los autobuses y cuando un poli grita: "usted, atrás" se refiere a nosotros, los Juan Nadie. Hemos existido desde siempre. Hemos construido las pirámides, hemos visto a Cristo crucificado, hemos extraido metales para los emperadores romanos, hemos navegado en las caravelas de Colón... Si señor, hemos estado allí aportando nuestro grano de arena desde los inicios de la Historia del mundo Y en nuestra lucha por la libertad hemos golpeado la lona muchas veces pero siempre hemos vuelto a la lucha porque somos el pueblo y somos fuertes. Han empezado a hablar de la gente libre que se reblandece, que ya no puede más ¡Todo eso es mentira! La gente libre podemos cambiar el mundo, desde la guerra hasta el juego más insignificante si nos lo proponemos.
Sé que muchos de ustedes se preguntan:
"¿Qué puedo hacer?  Sólo soy un pobre hombre, yo no cuento. Pues se equivocan: los pobres hombres siempre han contado pero tenemos que actuar todos juntos y lanzarnos. No podemos ganar el juego si no hacemos un trabajo de equipo y ahí es donde aparece cada Juan Nadie. Depende de él unirse a su compañero de equipo y su compañero de equipo, amigos míos, es la persona que tiene al lado. Su vecino es una persona terriblemente importante. Le necesitan y él les necesita a ustedes. Así que cuídenle si está enfermo, hablen con él si está preocupado, denle de comer si está hambriento y si no tiene trabajo, búsquenle uno. Para la mayoría de ustedes su vecino es un extraño, un tipo con un perro que ladra y un seto que le aisla, pero ahora ya no puede ser extraño nadie que forme parte de su equipo. Así que derriben esos setos que les separan. Derríbenlos y derribarán todos esos odios y prejuicios. Derriben las empalizadas  y habrán realizado un trabajo de equipo. Sé que muchos de ustedes se estarán diciendo:
"Este hombre está pidiendo un milagro,  espera que la gente cambie repentinamente. Pues se equivocan. No es un milagro. Y no es un milagro porque he visto que ocurre una vez al año todos los años al llegar la Navidad. Hay algo maravilloso en el espíritu de la Navidad. ¡Hay que ver lo que hace en la gente! ¡En todo tipo de gente!
Y yo me pregunto: "¿Por qué no puede ese espíritu, ese acogedor espíritu navideño, durar todo el año?" ¡Cielos! ¡Si eso ocurriera! Si todos los Juan Nadie hiciéramos que ese espíritu durara 365 días al año, desarrollaríamos tal fuerza, crearíamos tal ola de buena voluntad, que ninguna fuerza podría oponerse a nosotros. ¡Si amigos míos! Los mansos heredarán la tierra cuando los Juan Nadie comiencen a amar a sus vecinos. Y será mejor que empiecen ahora. No esperen a que el juego se suspenda por falta de humor. ¡Despierta Juan Nadie, eres la esperanza del mundo!
(silencio y aplausos)

15 abril 2011

Temporalidad

De un tiempo a ésta parte me he dado cuenta que ésta parte es de un tiempo.

04 abril 2011

El inadaptado

Ya de niño le dijeron que se adaptara y con los años observó cuidadosamente el mundo para adaptarse: en la escuela había que esconder los sueños a riesgo de ser un vago, había que parecerse a un montón de gente, las ideas propias eran inapropiadas y las evaluaciones de los que encerraban los sueños eran la puerta de la adaptación.
De adolescente observó que entre decir y hacer lo que dices estaba aparentar, que era algo muy bueno para adaptarse, fingir alegría también era imprescindible para el objetivo así como intentar que nunca, nunca se enteren los demás si te sale algo mal.
Después vinieron las instituciones, era fundamental la identificación apoyando la política, el país, la creencia o no creencia y pertenecer a un grupo en el que sentirte identificado, la identificación parecía ser cosa seria para adaptarse.
Más adelante observó la paz, que el mejor medio para obtenerla era haciendo guerras, miró de cerca el dinero y las huchas llamadas bancos que eran imprescindibles para perderlo poco a poco garantizando así una especie de seguridad y observó que era de muy adaptados encerrar el amor de numerosas maneras y trucos para poseerlo mejor.
Vio, en definitiva, que el mundo estaba enfermo y no quería contagiarse así que se convirtió en un gran inadaptado.

24 marzo 2011

Hasta aquí...

Ya no bato récords haciendo footing, voy despacico dejando que el viento acaricie algunas canas. Cuando cuento hasta tres, uf, me despisto y llego a 39 sin grandes alardes, en silencio, para qué solo tres, qué prisas por dios, disfrutemos la cuenta sin cuentas pendientes de ser pagadas.
Antes me la jugaba a la reina… de corazones y ahora me la juego a… la reina de corazones, pero en fin, que hay cartas que se las lleva el viento y jamás importan las cartas que te vienen, si son buenas o malas, lo importante es cómo jugarlas y creo que el “as” de ahora es la única que ya me queda bajo la manga.
He conocido tanta gente que ya no son gente, son “nosotros” y eso he de decir que es algo que se aprende poco a poco, despacico, que es como hay que amar si quieres que dure más de una mañana.
Huyo de la palabra “triunfador”, del “puedes con todo”, de “lo conseguirás” ¿Es que a alguien le molesta que una hormiga sea una hormiga o que una flor lo único que haga sea perfumar? Yo quería ser Súper-Ratón, ya lo he dicho muchas veces, pues bien, no quiero nada más, un ratoncico es más Súper cuanto más sabe lo que puede dar pero sobre todo cuando hace mucho, mucho tiempo que ya lo da.
De verdad, no nos pasemos toda la vida buscando algo que llevas contigo, anhelando y anhelando hasta que de pronto la vida ya se ha pasado y tú con cara de tonto buscando qué se yo que cojones de triunfos que la muerte con tu ego se llevará.
Las mujeres… bueno, la reina de corazones es la que me gusta de la baraja pero cuando uno no va a ser rey entonces ya puede amar y amar y amar, amar más, amar... Vaya, no se me ocurre más, dejemos este tema.
Ahora, no sé el porqué y quizá eso sea lo bueno, veo el azul más azul, el camino más cercano pero la miopía no me deja ver meta alguna, no riño con el dolor, tal como viene se va, no tengo mapas y la amistad… esa es la trinchera que nadie vencerá.
Mira, todo cambia excepto el cambio así que no te quedes como una piedra aferrándote a qué se yo que altos ideales, la piedra tarde o temprano caerá por la corriente; cuando eres una gota tienes el poder de todo el río pero para eso tienes que desprenderte del ego que hecha raíces en el pasado que te encadena hasta ahogar. Qué maravilla el fluir desprendiéndose de uno mismo, navegando en un interminable momento sin final.
No me gustan las instituciones, las organizaciones, los grandes grupos, las bodas, lo previsible, los maestros de maestros, los cumpleaños o cumpledías, los líderes, las pautas, los métodos… y me encanta que a otros les guste y todavía más la palabra respetar.
Me parece que lo más importante es tenerse uno mismo, con fuerza, ganas, descubrirse y aceptarse, ahora y solo ahora pero compartirse con los demás.
Llegados a este punto termino este mini diario, escribir por escribir para navegar y fluir, siempre fluir sin ningún final…

22 marzo 2011

Desamando la mentira

Se divorcia de su soledad para asegurar la seguridad que no existe. Los sueños conseguidos son los que se llevan las ilusiones y aparece la inquietud, la rutina. Mira de reojo esa inseguridad que un día le ofrecieron y aparece la palabra melancolía.
Años después Marta le busca en sueños, repasa sus labios a golpe de recuerdo, acaricia su ausencia cuando acaricia a su marido y miente cuando ama y ama cuando le miente y acude a visitar a su inseguro sueño acariciando su presencia sin anillo en el dedo. Su amiga critica y critica su postura, le dice que hace mal, mientras desama a su marido y sueña con tener un sueño como el de Marta.

12 marzo 2011

La vida que sigue...

El pasado agarrando el presente, la lluvia que seca los recuerdos, la fotógrafa que no revela su secreto, el latido que no cesa, los violines con su cuerda.
Las palabras que no digo, el abrazo a su ausencia, los paseos del camino, me levanto de la silla… ya he vuelto, las letras que me persiguen, la canción muda y el piano que espera, ella no llega, empieza la película, blanco y negro, el pasado que no cesa.
El niño de cuarenta, la cama que protesta, el amor que se hace y el que no llega, el día cuando duerme, la hora que se pasa, el segundo y la primera.
Los alumnos del alumno, la poesía sin letras, la enésima última cena, los textos jamás leídos, las cuentas sin números, los besos sin pensamiento, la vida que siempre llega.
El futuro que es ahora, la sonrisa sin motivo, los ojos que tocan, el corazón que observa, el pasado cuando calla, la fuerza de uno mismo, el presente que se presenta cuando le abres la puerta.

09 marzo 2011

La esencia

Por muchas películas que se proyecten sobre ella la pantalla es la misma.
¿Cuál es nuestra pantalla cuándo dejamos de proyectar?

01 marzo 2011

Diario cuerdo de una loca

Sola, más sola, semáforo en azul, ese chico no me mira las piernas, las tengo bonitas, el cielo llora y un rayito de sol asoma, el arcoiris es blanco y negro, gente entrando a la caja de ahorros, salen con un collar, nadie me mira, yo no me miro, sigo adelante deshaciendo el camino, surrealismo es solo una palabra, la palabra no es la realidad, quiero experimentar la realidad, llevo la ropa del internado, nadie se da cuenta de que llevo la cuenta: ninguna mirada interesante, cuatro gorriones robando trocitos de pan a las hormigas, ninguna luz, decenas de personas iguales, prisas, todo igual, aburrimiento, sociedad gemela.
Pronto vendrán a recogerme, observo si viene alguna ambulancia, un elefante no cabe en el hormiguero y mis pensamientos incoloros no caben en el común mentiroso rosado. No me ven aunque dirijan a mí su mirada, ven su aprendida irrealidad, camino y camino entre pensamientos prefabricados.
Estoy en la habitación, deshice el camino, vino la furgoneta de sirenas, pastillas que escupo, el celador se va, el escuchador de mentiras espera en su despacho, observo por la ventana y sigue el arcoiris en un gris incoloro, buena señal, sigo fuera de sus inventadas realidades, soy yo, una cucaracha muy graciosa me mira las piernas, las tengo bonitas. Cuando decida fingir de nuevo saldré otra vez de esta casa donde los cuerdos siguen la cuerda de sus inventadas y locas palabras y podré abrazar de nuevo a esas pocas personas que me ven cuando dirigen hacia mí su mirada. Sigo con este segundario de la realidad que quiere leer el escuchador de mentiras, le enseñaré el otro, el diario que quiere escuchar y saldré de nuevo a caminar. Sola, más sola…

26 febrero 2011

La verdadera revolución

Danza gris de balas para revolucionar la tierra.
Cambios sobre cambios, aburrimiento.
Los siglos se repiten, se repiten las matanzas.
El gran secreto: como soy por dentro se transforma lo de fuera.
Ninguna revolución es infinita pues jamás empieza en uno mismo.
Y uno mismo libre por dentro libera lo de fuera.
No hay tú, no hay yo, no hay él cuando respetas la diferencia.
Solo hay nosotros sin países en la tierra.

21 febrero 2011

Llueve música

Por fin llueve. Observo cómo caen muchos dos y res sostenidos por todo el suelo a ritmo de tres por cuatro. La gran clave de la lluvia siempre fue la de sol, cuando se cruzan las nubes entre éste y la naturaleza empieza la melodía. En verano suelen retumbar los tambores del trueno y los violines del viento suenan durante todo el año pero se acentúan acompañados de flautas en primavera. Con la humedad uno se despeja y el cerebro parece llenarse de síes, laes y muchos mís que reclaman su presencia.
La clave de fa sin duda es luna. Sonidos nocturnos a golpe de grillos en verano, trinos en primavera, berrea nocturna en otoño que emula a las mejores serenatas de chopin y se reduce en un largo adagio en invierno. La vida es ritmo, pausa, alegretos, pianos, serenatas, notas, silencios y sobre todo armonía, la vida es música.
Caen las notas del cielo, llueve la armonía de un nuevo día cuando el compás se olvida de uno mismo y se ajusta al universo.

10 febrero 2011

Eclipse

Colecciona tres soles. El que le da a las mañanas mientras recoge periódicos viejos con viejas noticias empeñadas en perpetuarse. El sol que le da al atardecer cuando sale de la mina en compañía de un pico y mucho asma. Pero el que más le gusta es el sol nocturno que ya no calienta y es cuando aprovecha a dar el dinero ganado de una sociedad enferma a su enferma madre que llora al ver la manita de 11 años acariciarle.

05 febrero 2011

La venus de nadie

Le espera vestida con su mejor desnudez. La lencería roja descansa al lado y sus piernas se muestran cruzadas con la mayor de las elegancias. Está tumbada de medio lado en la cama mostrando con descaro las caderas y sus pechos se hacen más presentes a medida que se esfuerza por ocultarlos entre sus brazos.
Por fin llega. Las ocho. Tira de la manilla del armario para que éste muestre el gran espejo que cubre toda la puerta. Coge la copa que está medio llena de champán y celebra con un gran brindis el haber descubierto por fin a la persona de su vida. Mientras, con una gran carcajada, la mira tan guapa ahí en el espejo, dispuesta a mostrarse libre en la vida, desnuda de pasados... y exclama alegre lo de todos los 14 de febrero: “Por ti bonita”.

25 enero 2011

Todo cambia menos los cambios

Sube todos los días hasta ese campo que llaman santo donde lo único que hay son huesos bajo tierra. No olvida a Conchi ni los buenos momentos que pasaron juntos y pasa demasiado tiempo junto a su lápida.
En el pueblo han decidido prestarle ayuda, de hecho han llamado a esos profesionales que se ocupan de estos ataques de locura. Hasta le han visto merodeando el lugar cuando la luna hace acto de presencia envolviendo el ambiente en una eterna nostalgia.
Los niños dicen que parece un lobo aullando en sus peores momentos.
Hoy ha ido mucha gente al cementerio a ver como se lo llevan. Ahí está, sentado junto a la tumba, famélico, parece ya un alambre, desnutrido y llorando. Casi se escapa, como si de un fugitivo se tratara, cuando fueron a cogerle. Le meten, no sin dificultad, en la furgoneta y le llevan de urgencia a la perrera.
Argos nunca supo vivir el presente desde la muerte de Conchi, no encontraba a nadie que le acariciara y le reservara los mejores huesos, Argos escapa de la furgoneta…
El presente se presenta, ha visto una silueta muy atractiva llamada Linda, vagabunda, sin collar y sin dueños.

21 enero 2011

Donde el amor

Así es.
Pasar de ser yo a ser nosotros, no hace falta ir al cine cuando tienes a la protagonista en casa, ponerse tonticos (que no, que yo te quiero mucho más, tonta…) vivir en un país donde hasta los nubarrones tienen su gracia, frescura y belleza. Así es, enamoramientos que el tiempo se encargará de llevar.
Así es.
Estar con ella por compañía, estar con él por no sentir soledad, cumplir satisfacciones, expectativas de la sociedad, hacer lo normal, darse prisa, firmar… Así es… el miedo a la soledad.
Así es.
Todas las cosas que se hacen sin rastro alguno de interés personal, amar sin pensamiento, exigencias o necesidad. Así es, el amor, el amor de verdad.
Así es.
Ningún viaje al pasado traerá la belleza, abrir las puertas del presente es de buen anfitrión y solo así podrán entrar. Así es, el momento, el único sitio donde el amor puede estar.
Así es, nos vemos en el presente para no dejarnos de mirar.

17 enero 2011

En crisis... ¡Un esfuerzo!

Cambio de turno. Salen sonrientes, algunos cansados, otros a la carrera, varias horas extras que se caen por el bolsillo; otros entran lentamente, rutinarios, algunos seguros, otros hastiados. Y coinciden en la zona de entrada y salida, el mismo obrero en terreno de nadie, donde el tiempo se detiene en una interminable incertidumbre.
Aumentan los comedores municipales, los que se movían están quietos, silencios que revientan el tímpano, aparecen los buenos amigos (uno o dos), voluntarios sin medallas que crean agradables momentos, los domingos son lunes, la rueda gira de nuevo, generación en el aire. Los receptores de votos piden un esfuerzo, ¡Un esfuerzo!
En sus casas… los que piden un esfuerzo… desayunan votos, comen sueldo y cenan vitalicio.


14 enero 2011

El buscador

Se pasó unos largos minutos buscando el interruptor de la luz, apurado, inquieto, recordando otras situaciones tensas como cuando a las noches persigue ausencias. Lo malo de perseguir ausencias es que te pierdes el original y cuando la ausencia se hace muy presente el presente huye de la realidad.
La habitación parecía no tener ninguna llave de luz, tantea entre la oscuridad pero no encuentra nada, como cuando busca y busca la felicidad con eternas promesas y esa maldita palabra: esperanza (que te mantiene a la espera) y siempre se le olvida tocar la realidad con hechos, ahora y solo ahora.
La oscuridad le pone nervioso como nervioso le pone buscar la verdad. Ha practicado meditación zen, seguido a varios gurús, practicado la meditación transcendental, el chikung, yoga… y jamás se dio cuenta que la verdad no se busca, está ahí mismo cuando el “yo” con todos sus egoísmos ya no está.
Tarde se dio cuenta que para que entrara luz en la habitación no tenía que encontrar ni buscar ningún interruptor, bastaba con abrir la ventana.

02 enero 2011

Marejada

Ya no recuerdo lo que nunca dije, las noches diurnas y los concursos donde nos dejábamos ganar. Ahora camino muy despacio cuando llego lejos, la miopía me da una visión de conjunto y las canas no están en el aire. Pasan los recuerdos sin echar el ancla y el barco continúa sin remo pero con capitán.
A veces me siento pequeñito con mi diente de leche, persiguiendo a mis dos mujeres que se pierden en jardines y cuentos pasados, lejos del presente pero tan cerca... Otras me siento un superhéroe con capa y todo y veo mucha gente alrededor por la que olvidarme de mí.
Llevo como dos años con las maletas preparadas para quedarme, un billete de avión para tu barrio y mi bicicleta cada vez está más delgada y arrugada.
Estas palabras inconexas desembocan en el mar atemporal de escribir por escribir, sin intención, causa o duda, estas palabras construyen segundos que poco a poco inventan el tiempo que avanza irreal en busca de una ilusoria permanencia.
Estoy escuchando un blues mientras escribo. Hago una pausa para leer lo que llevo escrito, no me gusta, siguen las palabras, sigue la luna despierta y un poco de viento me recuerda tantas miradas que secuestró que puede elegir ojo para cuando monte un huracán.
El viento, música de violín y empiezo a recordar lo que nunca dije… El barco continúa sin remo pero con capitán, me esperan olas…