25 mayo 2010

Que no elijan por ti

Desde niños van llenando nuestro cerebro de automatismos a cumplir de por vida. Las palabras son condicionadas, la conducta y la personalidad también.
Jamás ha sido libre el pensamiento sino condicionado.Ya es hora de despertar.
Lo que eres no es lo que tienes, lo que tienes se puede perder, lo que eres debe volar más allá de ideologías, religiones, conceptos, símbolos, opiniones, juicios, palabras, críticas…
El camino a elegir es aquel que no tiene meta, aquel en el que disfrutas caminando, que nadie te venga con cuentos de hadas para sacarte de ahí, ya pueden mil personas decirte que es un camino equivocado, sabrás que es el correcto cuando disfrutes del caminar y entiendas las piedras y matorrales que hay en él. Es tu decisión sin ninguna influencia ni condición, no te de miedo, sabes lo que quieres, no te engañes y a por ello.

Quería alcanzar el cielo
y a cada paso se cargaba
más y más mi mochila
Ya agotado me di cuenta
que el suelo es el cielo del cielo
y que lo que quería alcanzar
siempre estuvo conmigo
esperando ser gritado

13 mayo 2010

Crisis económica

Groucho Marx: Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…

El origen de la palabra crisis viene de Grecia y se traduce por separar. Gracias a la crisis se puede escribir un texto con sus palabras separadas y silencios disfrazados con adjetivos que endulzan una realidad quizá demasiado mezquina.
La palabra economía se compone de casa y administrar. A mí me viene a la cabeza econo y mía, aunque todavía no he inventado una traducción para econo me entran unas ganas de que sea mía…
Así pues, crisis económica, atendiendo a su origen etimológico puede significar: separar la administración casera. Uno para mi casa y tres para hacienda.
Mientras en la mayor (y me quedo corto con mayor) parte del planeta existe una lucha diaria por llevarse algo a la boca, sin tiempo a deprimirse como un señorito occidental… aquí estábamos encantados con el gran invento: puedo tener parabólica, dos coches, uno de ellos, el tuneado, para ir al bar a que lo vean; pantalla de plasma (de esas que puedes correr por el cuarto de estar siguiendo el balón por la pantalla kilométrica); apuntarme a twitter, facebook y esas palabras tan raras para contar amigos (que no veo); dejarse una cuota en el equipo de millonarios que buscan el gol y hasta tener cinco pantalones de marca… sí, ese gran invento: el banco.
Ahora la gestión de los políticos se pone en evidencia pero… aquí está la piedra angular de la política: el votante se refugia en las ideas (esa palabra que sirve para encontrar una justificación a la huída de los hechos que tanto nos aterrorizan) y el concepto y el símbolo vuelven a presidir esta mentira que sirve para enmascarar los hechos.
Ahora hay crisis económica, crisis que tapa el vacío que llevamos dentro.