23 febrero 2010

Serenata nocturna

Merienda un sol sostenido por la sonrisa de su amante mientras aparca la batuta en el armario para que esta noche no sea dirigida. Ella le da un do de pecho, él se olvida del “mí” y le da un “sí” por todo su cuerpo. Mientras ellos se ajustan en sintonía, los anillos descansan en la mesilla, la mentira bien cerca y la verdad en la cama. “La vida es una melodía corta en la que hay que aprovechar los allegrettos” suele pensar.
Cuando terminan, todo transcurre en un largo adagio de intemporalidad. Al día siguiente tienen el concierto, él sacará la batuta, ella el violín, él dirigirá el vals de la bella durmiente, ella recordará las noches perdidas… Mañana se irán con la música a otra parte.

13 febrero 2010

Ciclos

La lluvia cae de un charco hacia el pantalón, el pantalón lleva recorridos tres bares este día; en uno de los bares una mujer ha hecho algo así con el hombro y ha mirado de reojo, ese hombro estuvo el verano pasado en una playa del sur de Francia; en esa misma arena Pierre hizo el amor de noche pero ella lo deshizo cuando le cobró 50 al alba; cincuenta versos escribió en un pueblecito de escocia un anciano a su mujer, la cual murió a los cincuenta; una liebre tiene cita con la muerte en forma de águila; los Águilas de Boston pierden un nuevo partido; Aurelio pierde la memoria poco a poco, se le cae por los bolsillos; el bolso lleva dos pintalabios, un espejito, la foto de los niños y un marido olvidado; se me olvida escribir recuerdos cercanos mojados por la lluvia que cayó de un charco.

04 febrero 2010

Añorar solo hoy...

Quiero recuperar el presente, añorar solo hoy, olvidar olvidarte pero recordando la hoja en blanco que me queda por descubrir. No quiero amores con firma, altares y banquete, no quiero encerrar el amor como tomates en conserva, no quiero sacos y sacos de pasado ni tampoco pasar de lo que pasó, paso a paso, pero sin pausa. No quiero llegar tarde para oír ese cuento con moraleja sin moral, con gatos que sonríen y princesas sin trenzas cazando perdices. Quiero el click de la fotografía sin el álbum posterior, lo que se esconde tras las palabras y lo que jamás sucedió.
Yo tenía un pasado que pasó, un futuro que llegaba siempre tarde, un jabato a color, traje de vaquero, cien canicas, ninguna canción, tres princesas a las que salvar y muchos hoy.